Una innovación barata: utilizar lo ya existente


En los libros y manuales corren ríos de tinta acerca del muy manido término de la innovación. Pero la verdad es que mucha gente aborda el tema sin saber muy bien cómo sacarle el máximo partido en sus organizaciones. Parece como si de pronto, todos nos tuviéramos que haber vuelto inventores lo que en la práctica es imposible.

Veamos algunos puntos que nos servirán para aclararnos.


  • En primer lugar, las compañías que prosperan son las que presentan productos y servicios diferenciados al mercado o que son capaces de mejorar sus procesos logísitcos o productivos. La razón es evidente: ante una identidad total de productos en un sector determinado, la única batalla posible es la de los precios lo que conlleva a una reducción de márgenes y a una agonía de las compañías de dicha industria. 

  • En segundo lugar, para triunfar no siempre es necesario lanzar innovaciones radicales, de esas que cambian por completo la fisionomía de un sector, siendo muchas veces suficiente implantar simples mejoras de producto. Una buena mejora puede ser tan efectiva como una gran innovación pues los consumidores y usuarios pueden percibirla como una importante ventaja consintiendo en pagar un mayor precio por ella.

  • En tercer lugar, muchas innovaciones de producto ya han sido puestas en práctica en otros sectores. ¿Por qué no copiarlas y adaptarlas a nuestro producto o servicio? También puede tratarse de intentos que hicimos hace años y no cuajaron o mejoras que ya implantamos en otras gamas de producto. Da igual que hayan funcionado o no. A fin de cuentas, el éxito depende en gran parte del momento en que se lanza un producto y de la predisposición del mercado a aceptarlo.

  • Y finalmente, si tenéis algo diferente, comunicadlo. Las mejoras de producto no suelen protegerse por patentes por lo que son fácilmente copiables. Una funcionalidad adicional en un producto ya conocido debe ser ampliamente divulgada para incrementar su impacto y aprovecharlo antes de la inevitable reacción de la competencia.

En conclusión, es evidente la importancia de la innovación para el crecimiento de las organizaciones pero muchas ocasiones no es necesario un gran esfuerzo de Investigación y Desarrollo para obtenerla sino tan solo un poco de perspicacia y agilidad para burlar el control de la competencia. 



También te puede interesar

La innovación de producto es la clave
Cómo generar ideas vendedoras
Ventajas de escribir un boletín de innovación
El vendedor y el producto, un matrimonio indisoluble


    No hay comentarios: