10 Estrategias de las Tiendas para que Compremos más


Los establecimientos comerciales utilizan mecanismos para incrementar sus ventas que pueden pasar desapercibidas para los consumidores. Entre las más habituales, figuran:

1. Instalación de escaparates pasillo


El escaparate de una tienda es el primer foco de atracción para el consumidor. Si disponemos un escaparate tipo pasillo, es decir, aquellos con vitrinas colocadas a ambos lados de la vía de acceso daremos un gran paso para facilitar su entrada al establecimiento. Así, el curioso se va acercando inadvertidamente a la entrada siendo sicológicamente más fácil para él penetrar en la tienda.

    Escaparate tipo pasillo

2. Colocación estratégica de la caja


Otra buena idea para generar tráfico dentro de la tienda consiste en situar la caja registradora en la mitad interior del establecimientoDe este modo, el comprador tendrá que desplazarse hasta dentro si quiere realizar una compra, visitando de este modo otras secciones de la tienda.

3. Colocación de los productos destino


En sentido parecido al anterior, uno de los trucos más viejos del retail consiste en colocar los productos destino en zonas clave al fondo de la tienda. Estos son productos que el consumidor tiene especial interés en adquirir como la leche o el pan en caso de los supermercados y para lo que no le importa realizar un esfuerzo adicional. Como en el caso anterior, al situarse en el interior de la tienda, no le queda otro remedio que visitar las secciones que vaya encontrando por el camino.

4. Colocación estratégica de productos estacionales 


Al contrario que el caso anterior, los productos estacionales se deben situar a la entrada de la tienda de modo que actúen como gancho para el comprador. De este modo, se provoca el deseo de compra sobre productos que el consumidor a lo mejor, no llevaba en su lista inicial. Un caso extremo lo constituyen los fruteros o floristas que sacan su género a la calle o los chiringuitos playeros con sus balsas, cubos y palas colgando junto a la puerta.

5. Instalación de exposiciones mixtas


Las exposiciones mixtas son presentaciones que combinan hábilmente familias de producto que se complementan entre sí: ropa con bolsos o bisutería, mantelerías con cuberterías, etc. De este modo, se aúna la simple decoración con el suministro de ideas al consumidor que de este modo se verá  impulsado a comprar dos o más productos en lugar de uno solo. Se trata de un recurso habitual en tiendas de decoración, mobiliario o indumentaria, entre otras.

6. Colocación de productos en masa


Las masas de productos iguales atraen la mirada del consumidor y siempre son de su gusto al dar sensación de abundancia. Por ello, no es de extrañar que ante una atractiva masa de artículos similares alargue la mano y se lleve uno de ellos a su casa. 

    Masas de productos similares

7. Emisión de aromas


Los agradables son un gran incentivador ya que se perciben en la parte emocional del cerebro. Por eso, algunas panaderías propagan olor a pan por el aire acondicionado y algunas tiendas de niños, aroma a colonia infantil.

8. Colocación de productos sobre el mostrador


Otra vieja triquiñuela del merchandising se basa en colocar artículos pequeños, complementarios o de capricho encima del mostrador de pago. De este modo, se provoca la compra por impulso en el momento clave en el que el consumidor tiene el dinero en la mano y por lo tanto, se encuentra más predispuesto a realizar una compra. También se pueden encontrar en ganchos o en pequeños estantes bajo el mostrador para tentar a los más pequeños de la casa. Generalmente, los artículos gancho son  productos atractivos y caros para su tamaño, que proporcionan un aalto margen al distribuidor.


9. Emisión de música relajante

Dicen que la música amansa a las fieras y el consumidor no es que sea una fiera pero lo cierto es que los sones tranquilos pueden provocar una compra más reposada y meditada. Existe una norma que dice que cuanto más tiempo estamos expuestos ante un producto mayor es la probabilidad de que lo compremos. Por ello, alargar la estancia del cliente en la tienda siempre es una buena idea que se puede traducir en mayor rentabilidad para el establecimiento.

10. Provocación de una pequeña cola frente a la caja


Con ello, daremos opción a la realización de la compra complementaria mencionada anteriormente. Algunos establecimientos, por ejemplo, tienen instrucciones de no abrir nuevas cajas hasta que no hay cuatro o cinco personas esperando en la anterior.

Artículos relacionados

Estrategias invisibles que usan los supermercados para que compremos más
Los números mágicos de la venta
¿Por qué no es excitante comprar en un supermercado?
¿Por qué mueren los hipermercados?




Imagen|UggBoyâ Y UggGirl

No hay comentarios: