Qué es un Líder: el que identifica Oportunidades




Una frase que puede perfectamente definir la figura de un líder en cualquier ámbito de actuación es aquella que establece: líder es aquél que tiene la capacidad para ver oportunidades donde otros no ven nada. El líder por tanto, es aquel que ante una situación compleja, da el primer paso acertando en su toma de decisiones. En este sentido hay que recordar que el ejercicio del liderazgo no se circunscribe exclusivamente al ámbito laboral. Su práctica también se puede dar también en el entorno familiar, en un grupo de amigos o ante cualquier proyecto que se pueda plantear. 

Centrándonos en el entorno empresarial, se puede llamar líder a la persona espontáneamente reconocida por el equipo como capaz de vislumbrar las mejores opciones y de conducirlo a un destino seguro. Esa capacidad es la que le proporciona suficiente seguridad al grupo para depositar su confianza en él. Dicho así, suena como algo mágico y extraordinario, como si fuera exclusivo de visionarios y profetas, personas tocadas por un don inaccesible al resto de los humanos. Pero, por supuesto, no es esa la verdadera razón de su éxito. 

Los líderes así considerados poseen algo de intuición y por qué no, puede que también, algo de suerte. Pero posiblemente, sean también grandes conocedores de la personalidad humana, de sus motivaciones e inquietudes así como de la mejor manera de satisfacerlos. Y para conocer al ser humano no hace falta haber estudiado psicología ni haber cursado caros másters de recursos humanos. A menudo, ese conocimiento lo da la experiencia y el hecho de haber presenciado muchas situaciones similares a lo largo de la vida en las que se han dado resultados parecidos.

En muchas ocasiones, los profesionales visionarios también se caracterizan por conocer a la perfección el mercado en el que operan así como las previsibles reacciones de sus clientes o consumidores. El mercado evoluciona lenta pero constantemente y a cada momento busca un nuevo estímulo que le satisfaga. La habilidad del líder consiste precisamente en identificar ese hueco antes que los demás y llenarlo utilizando los recursos que tiene a su disposición. Las posibles acciones de la competencia también pueden contarse entre el acervo de conocimientos que posee este tipo de profesional. Y es que cada competidor tiene su propia personalidad y al conocerla es posible anticiparse a sus iniciativas comerciales. 


Influencia de la edad y de la experiencia

La capacidad de anticipar esta evolución procede de la experiencia y de la larga vivencia de situaciones similares. Por eso se da con más frecuencia entre los profesionales veteranos en un sector que entre los recién llegados al mismo. Pero también aquellas personas que demuestran experiencia en las nuevas corrientes sociales y los profesionales con con facultades sicológicas disponen de un valioso activo para anticiparse al futuro. Y es que las mentes modernas y ávidas de novedades son más proclives a identificar las oportunidades que ofrece la sociedad que aquellas que prefieren anclarse en la tranquilidad del presente o en la comodidad del pasado. Por ello, suele decirse que la edad que define a las personas es más sicológica que real. Y es que aquellos que se mantienen siempre en disposición de evolucionar y adquirir nuevos conocimientos pueden considerarse individuos jóvenes independientemente de su fecha de nacimiento. Sin embargo, aquellos que  se oponen a todo cambio por el riesgo que puede entrañar aferrándose tan solo a las experiencias conocidas pueden considerarse viejos aunque realmente sean unos chavales. 

Lo que está claro es que el apoyo y la confianza de los trabajadores se depositan de forma natural en quien acierta habitualmente en sus pronósticos. Por ello, muchas veces su figura no coincide con el jefe sino que puede corresponderse con un compañero con la suficiente experiencia y sensatez para tomar las decisiones adecuadas. En cualquier caso, tiene más papeletas de conseguirlo el profesional avezado y bregado en mil batallas que el mero neófito por mucho entusiasmo y pasión que invierta en su trabajo.

No hay comentarios: