El vídeo Demostrativo: una excelente Herramienta de Venta


Después de muchas imágenes enviadas de procesos productivos, pruebas industriales, paletizados y, por qué no decirlo, cenas y celebraciones de empresa, parece que la era de la cámara fotográfica en el mundo empresarial ha tocado a su fin. A día de hoy, otro sofisticado dispositivo electrónico, la cámara de vídeo, se ha propuesto disputar el trono al decadente aparato obturador.


El poder de la demostración

De un tiempo a esta parte, la grabación de ensayos y demostraciones de nuevos y mejorados productos ha tomado carta de naturaleza. La ventaja es que acto seguido, los clientes pueden recibirlas por e-mail o verlas proyectadas en reuniones ya sea particulares o públicas. 

Efectivamente, nos encontramos ante el demoledor poder de la demostración, aquél con tanto brío cultivaban los charlatanes de feria enarbolando un pelador de patatas o un exprimidor de mano y ejecutando el lance encaramados a una caja. No existe mejor argumento de venta que la demostración y si no queremos llevar el producto debajo del brazo, no existe mejor demostración que una grabación de vídeo.

En la actualidad, las cámaras integradas de los móviles tienen una aceptable calidad para los soportes más comunes y las ediciones de vídeo, se han convertido en procesos rápidos e intuitivos ya que se pueden hacer con herramientas gratuitas. Orientados a la promoción de producto, los vendedores pueden llevar los vídeos en sus portátiles junto con otras herramientas como fotos o presentaciones y proyectarlas en el momento a sus clientes. Para productos consagrados y bien conocidos por el público, otra opción es colgarlas en Youtube quedando entonces disponibles para cualquier visitante.


Grabaciones vendedoras

Entre las secuencias de grabación que podemos hacer para apoyar la venta de un producto destacan las siguientes:


1. Desarrollo de prototipos, tests y pruebas de taller 

Sirven para ilustrar el proceso de concepción del producto en el taller u oficina técnica dándole así un sentido de vídeo de trabajo en el que se resalta nuestra capacidad innovadora. También se pueden emplear para divulgar el resultado de los ensayos realizados en proyectos colaborativos con clientes o los ejecutados para clientes premium


2. Procesos productivos

Los vídeos también pueden constituir un medio de ilustrar la forma de ensamblaje, aplicación de tratamientos, pintura, acabado, instalación de accesorios,  etc. de un producto determinado. De este modo, se explicita su forma de fabricación y sus principales componentes proporcionando de este modo un conocimiento completo del mismo ante nuestros clientes. 


3. Operaciones de envasado

Otro tipo de audiovisuales de gran aceptación son aquellos que muestran la operación de envasado del producto. En este caso, se pueden pormenorizar todas las operaciones que forman el proceso incluyendo también los sistemas de protección que requiere el producto para sus fases de almacenaje y transporte


4. Formas de paletizado, transporte o almacenaje 

El vídeo demostrativo también puede abarcar las operaciones de final de línea como el paletizado o retractilado así como su estocaje dentro de la compañía o incluso las principales operaciones logísticas. Sin embargo, este supuesto hay que limitarlo al caso en que ofrezcan algo reseñable como un ahorro para la empresa o una optimización del proceso logístico


5. Forma de reposición 

La forma idónea de apertura del embalaje y reposición del producto en el punto de venta también pueden ser muy apreciadas tanto por el consumidor final como por el distribuidor. El fabricante conoce mejor que nadie cómo debe ser la apariencia óptima del producto en el lineal de modo que destaque y se active su venta frente a las referencias de los competidores


6. Demostraciones 

Por último, una de las mejores fórmulas de venta consiste en hacer demostraciones sobre la forma de uso del producto en sus más variadas y específicas funcionalidades. Otra fórmula muy utilizada en publicidad consiste en mostrar el uso del artículo en circunstancias extremas que ayuden a mostrar de este modo sus ventajas competitivas

Hoy en día, los vídeos pueden grabarse con tecnología y recursos caseros al alcance de cualquiera sin deteriorar por ello su calidad. Es más, suelen ser muy apreciados por ese aire tan natural de trabajo de taller que los caracteriza. Sin embargo, para productos específicos también se pueden alternar con representaciones audiovisuales bien alquilando un estudio, bien contratando una productora y uno o varios actores. Sin duda, el esfuerzo merece la pena a tenor de su evidente éxito comercial.



También te puede interesar

El vendedor y el producto, un matrimonio de éxito
¿Cuándo hacer una Promoción de Producto?
4 formas de conseguir Actores Baratos
Cómo meter un estudio fotográfico en una maleta


Imagen|tibcris

    No hay comentarios: