Los Trucos que provocan la Compra por Impulso


Como quizás ya sabéis, la compra por impulso es aquella que realiza el consumidor de manera irreflexiva e impremeditada. Se suele referir a productos de pequeño tamaño y bajo precio situados en puntos en que el consumidor maneja dinero en efectivo: líneas de caja, mostradores, barras de bar, etc. De este modo, no encuentra una barrera sicológica suficientemente importante como para no gastarlo.

Estos son algunos trucos que emplean los comerciantes para provocar la venta por impulso.


  • Colocar los productos para adultos junto a la mano del consumidor en las líneas de pago de caja: pilas, cuchillas de afeitar, etc. A este efecto, se suelen colocar unos ganchos para que el producto sobresalga de la propia caja provocando la compra.

  • Colocar las chucherías y juguetes junto al mostrador a la altura de los niños. De este modo, mientras el padre espera para pagar, el niño puede seleccionar su paquete de caramelos y convencer a su progenitor para que se los compre

  • Colocar sobre el mostrador expositores de producto bien llamativos. En este punto también existen trucos para facilitar la compra:
    • Una cartela colorida y con grandes mensajes atrae de inmediato la atención del consumidor justo cuando va a realizar el pago. 
    • Los productos expuestos a dos o más alturas dan sensación de abundancia provocando la decisión de compra. 


    stand con postales
    Las postales son productos baratos que
    provocan compras por impulso
  • Los productos a granel provocan la compra por impulso al dar la sensación de ganga. Por ello, los comerciantes exhiben cubiletes y bowls con llaveros, piruletas, gomas de borrar u otros productos sobre sus mostradores.

  • Los productos complementarios a los que se venden bien presentados tienen las mayores posibilidades de ser adquiridos por el consumidor: mecheros en un estanco, sacapuntas en una papelería, fundas de móvil en una tienda de telefonía, etc.
La venta por impulso es una técnica que representa un complemento a los ingresos regulares de un establecimiento. Provocarla genera, por lo tanto, un volmen de ventas adicional que difícilmente se podría obtener de otro modo.



Artículos relacionados

Estrategias invisibles de los supermercados para que compremos más
El triunfo de los productos inútiles
Los números mágicos de la venta
Consejos para mantener tu tienda a flote



Imagen|moriza

    No hay comentarios: