Vallas Publicitarias: ¿para qué sirven?



Las vallas son un tipo de publicidad exterior que se han convertido en un clásico de los paisajes urbanos.  Son muchas las empresas destinan parte de su presupuesto de marketing a estampar sus anuncios en ellas por lo que se puede decir que llevan décadas generando beneficios. 

Los diferentes tipos de vallas publicitarias como lonas, letreros luminosos, vallas móviles, etc. se destinan a entornos físicos y acciones ligeramente diferentes, pero todas ellas se han convertido en parte de nuestro día a día. Sus mensajes nos asaltan tras cada esquina, en cada avenida, en las paredes del metro o en cada pasillo de los centros comerciales.

Pero ¿sirven para algo las vallas?

Lo cierto y verdad es que el tiempo que el transeúnte puede dedicar a mirar una valla es mínimo y por lo mismo, su capacidad de retener el mensaje es realmente despreciable. Si se trata de paseos a pie, como mucho dura unos segundos pero si se desplaza en coche, el tiempo se reduce a décimas de segundo. Para demostrarlo, os invito a hacer esta prueba ¿cuántas vallas publicitarias podéis recordar de vuestro último desplazamiento? Probablemente, ninguna. Entonces ¿tienen alguna justificación esta inversión para el anunciante?

Características de las vallas


  • como hemos dicho, una de mayores limitaciones de las vallas es el tiempo disponible para impactar al comprador. Por lo tanto, los anuncios tan solo pueden consistir en una imagen clara, entendible y, a ser posible, sorprendente para que el viandante pueda captarla de un vistazo

  • las frases, de existir, deben contener mensajes cortos, fáciles de leer y entender y realmente alusivos al producto promocionado. Si se trata de juegos de palabras, que sean sencillos y graciosos para que el consumidor pueda entenderlos de inmediato

  • el color es un gran aliado en las vallas, debiendo arropar al producto con los códigos propios de la marca. En este punto, los colores vivos y planos tienen todas las de ganar al sobresalir de la monotonía del entorno

¿Para qué productos sirven?

A pesar de sus limitaciones, las vallas cumplen una función informativa y publicitaria para muchos productos, además de apoyar campañas difundidas por otros medios:


  • la publicidad exterior se ha convertido en refugio de artículos que tienen prohibida su difusión en medios masivos de comunicación. Tal es el caso (al menos en España) del tabaco y las bebidas de alta graduación que tan solo pueden publicitarse en vallas

  • las vallas constituyen un excelente recordatorio de campañas que se han lanzado con intensidad en otros medios. Al caminar por la calle, el consumidor refuerza los mensajes que ha adquirido por otros canales de comunicación como TV o radio, impulsándole a la compra del producto

  • los soportes exteriores son vehículo tradicional de comunicación de eventos y espectáculos como conciertos, exposiciones o películas de cine. Puede que la razón sea que conectan fácilmente en la mente del consumidor al producirse ambos en un entorno exterior

  • las vallas de proximidad a establecimientos comerciales provocan un efecto inmediato en las ventas. Se trata de paneles que promocionan un comercio o sala cercana con objeto de dirigir los pasos del  consumidor hasta su puerta

  • por último, algunos productos singulares encuentran su mejor escaparate en las vallas publicitarias. Para lograrlo, es necesario que la imagen revele por sí misma su originalidad, sorprendiendo al viandante y provocándole curiosidad para conocer más características


En conclusión, se podría afirmar que solo algunos productos escogidos están indicados para exponerse en vallas con ciertas expectativas de éxito. En caso contrario, casi podríamos asegurar que es dinero tirado por los anunciantes por su escaso impacto en el consumidor que difícilmente puede suscitar una clara intención de compra.


Artículos relacionados


Formas de tirar el dinero con una valla exterior
Cómo redactar folletos vendedores
Pero ¿alguien lee los carteles colgantes?
Una buena idea: promocionar productos inútiles




Imagen|Toni Birrer


1 comentario:

Unknown dijo...

Buen artículo, breve y claro.

Mi respuesta a tu pregunta sobre las vallas publicitarias que recuerdo son unas cuantas, obviamente no podemos recordar todas las vallas que vemos por la calle, pero si es cierto que una nos llama mas la atención que otras y si la vemos en otra parte siempre intentamos recordar donde la vimos anteriormente (por lo menos yo). Y a la pregunta de que si sirven, esta clara la respuesta, claro que sirven porque ellas son el primer paso para nuestro negocio porque mediante ellas nos damos a conocer.

Espero haber aportado algo, saludos!