¿Cuándo debemos hacer un Plan de Marketing?


Según Wikipedia, el Plan de Marketing es un documento que detalla las acciones necesarias para alcanzar un objetivo de mercado. Sobre todas las cosas, un Plan de Marketing es un mapa que muestra nuestra situación en el mercado y nos marca el camino para conseguir un objetivo afrontando las oportunidades y amenazas que nos iremos encontrando. Veamos cuándo es conveniente realizarlo.


1. Al lanzar un nuevo producto

Hay que elaborar un plan de marketing cuando se vaya a lanzar un producto o gama de productos que implique cuantiosas inversiones en líneas de fabricación o campañas de publicidad. La razón es la necesidad de asegurarse de que dicho producto va a tener una aceptación en el mercado que justifique dichos gastos. El Plan de Marketing debe identificar su público objetivo, describir  los productos similares existentes en el mercado y prever la respuesta de la competencia ante nuestra acción. También tiene que recoger los condicionantes políticos, económicos o tecnológicos y establecer el mejor marketing mix para que alcance un éxito pleno.


2. De manera periódica

Además de documentos para ocasiones específicas, las compañías deben realizar planes de marketing periódicos sobre el desarrollo de su actividad, con el fin de programar su crecimiento y las acciones a emprender para conseguirlo. Para ello, debe analizar la evolución del mercado, los competidores, los socios estratégicos y las condiciones del entorno que influyen en su actividad. Debe intentar además, encontrar nuevos nichos de mercado y desarrollar propuestas de venta para satisfacerlos. Antes se recomendaba hacerlo cada cinco años; hoy, si no se hace cada tres es imposible seguir correctamente la evolución del mercado.



3. Planes estratégicos

Finalmente, los grupos multinacionales tienen que realizar planes de marketing estratégicos que inspiren la actividad de sus filiales a través del establecimiento de objetivos globales relacionados con sus mercados, gamas de productos, precios y estrategias de venta y comunicación. Los planes de grupo deben influir en los de cada planta y éstos, alinearse con los primeros apoyando la consecución de sus metas, aunque admitiendo cierta flexibilidad en virtud de sus mercados locales. Realizando esta coordinación es sencillo que el grupo encuentre sinergias internas que potencien su crecimiento.

Conclusión

Los planes de marketing son guías para que los altos directivos orienten la empresa hacia su máxima rentabilidad. Sin embargo, la disponibilidad de información no les excusa de seguir tomando decisiones basadas en su valentía, su instinto y su visión de futuro.


Artículos relacionados

Segmentación de mercado: cómo hacerla
¿Cuándo debemos hacer una promoción de producto?
La clave del posicionamiento de marca: saber perder
En los negocios, ¿existe la intuición?


Imagen|Sidewalk walking

1 comentario:

cursos de marketing dijo...

Muy buen aporte. El marketing de guerrilla me parece la manera más eficiente de publicitar en estos tiempos de crisis económica. El gran impacto de este tipo de campañas y el bajo costo de las mismas han popularizado esta forma de hacer marketing.