Puesta Rápida en el Lineal: un chollo para la distribución


Hace apenas diez años, el consumidor encontraba los productos perfectamente ordenados en los lineales de los supermercados sin ninguna caja exterior. A día de hoy resulta difícil encontrar distribuidores que no muestren el producto en los estantes agrupado dentro de su embalaje de transporte. ¿A qué se ha debido este cambio?


Puesta Rápida en el Lineal

La mejora de la calidad de los embalajes reflejada en su mejor impresión, corte limpio de las ventanas y utilización de papeles blancos ha animado a los distribuidores a exhibirlos junto al producto en el punto de venta. Su ventaja: un importante ahorro en los tiempos de reposición y, por consiguiente, una gran rebaja en los costes de personal que el distribuidor pueden repercutir en el precio.

La Puesta Rápida en el Lineal, que es como se conoce a esta filosofía, se ha propagado como la pólvora entre las mejores cadenas llenando los establecimientos de coloridos embalajes. La mejora no solo se aplica a las estanterías sino que se extiende a la altura del suelo en donde grandes contenedores (box palets) exhiben abigarradas masas de producto sobre su palet de transporte. En este caso, su manipulación aún es menor reduciéndose colocarlos en el suelo junto con el palet y a la apertura de su pared frontal.


Otras ventajas del embalaje

Pero las ventajas de colocar el embalaje en la estantería no se reducen a su facilidad de reposición:


  • los grafismos del frontal y lateral de la caja permiten una rápida identificación del producto y una correcta distinción de variedades en lineales colmados de productos similares


  • su estructura propicia una mínima ordenación de los envases en su interior permaneciendo en su hueco incluso tras la manipulación del consumidor


  • sus paredes laterales proporcionan protección contra caídas a envases frágiles: tarros, botes, botellas de vidrio, etc.


  • los embalajes impresos por el interior arropan el producto incluso cuando han sido retiradas la mayor parte de las unidades
Como vemos, una pequeña mejora en la calidad de los embalajes ha provocado grandes ventajas para el consumidor a nivel global que se pueden traducir tanto en ahorros en el precio de adquisición como en una mejor experiencia de compra en el punto de venta.



Artículos relacionados

Embalaje de distribución: una pesadilla para el fabricante
¿Estudiáis vuestro producto sobre el lineal?
Formas de NO vender un producto por culpa del embalaje 
Estrategias de ahorro de los supermercados



Imagen|tauress

No hay comentarios: