4 formas de contratar Actores Baratos para tus Anuncios


Cuando nos enfrentamos a la realización de un vídeo promocional o un corto barato, a veces, no hay más remedio que contratar actores noveles, con escasa experiencia y por lo tanto, tarifas reducidas. Lo que en principio puede parecer un gran obstáculo para el éxito de la producción, puede llegar a convertirse en un divertido reto para el realizador que deberá invertir un tiempo en encontrar personas entusiastas capaces de ponerse ante la cámara con cierta solvencia.

Existen algunas maneras de identificar actores baratos sin tener por ello que degradar el producto, siempre claro está, que se invierta algún tiempo en su preparación o formación:


1. Estudiantes de interpretación


Los alumnos de los últimos cursos de las escuelas de teatro o interpretación constituyen un recurso barato del que se pueden aprovechar las producciones modestas. En su haber se encuentra el hecho de atesorar una gran vitalidad, entusiasmo y voluntad de adquirir práctica en el ejercicio de su profesión. En su debe se puede apuntar su falta de experiencia que debe suplirse con algunos ensayos previos y orientaciones precisas por parte del director del audiovisual en el momento del rodaje.

En internet, se pueden encontrar muchos portales en los que se ofrecen los actores noveles para asistir a castings o realizar sus primeras obras, muchas veces en modalidad de intercambio. Por este sistema, el actor trabaja gratuitamente a cambio de recibir el audiovisual y mostrarlo en su videobook.



2. Azafatas


Algunas azafatas de congresos, jóvenes modelos o misses pueden verse seducidas por participar en su primer audiovisual. En general cobran menos que un actor profesional e incluso, pueden hacer el trabajo gratis a cambio de poder usar el anuncio para su promoción. Sin embargo, claro está, por lo general desconocen absolutamente las técnicas de interpretación. Por lo tanto, el director del audiovisual tendrá que hacer un esfuerzo para formarles adecuadamente antes del rodaje y dirigirles durante su grabación. 

Una forma rápida de localizar modelos amateur es acudir a las páginas que ponen en contacto a modelos y a fotógrafos profesionales como es el caso del portal español fotoplatino. Como en el epígrafe anterior, muchos están dispuestos a trabajar gratis a cambio del audiovisual, lo que se responde a la denominación TFCD - Time for CD -, es decir, trabajo a cambio del CD. 


3. Modelos profesionales


Muchos modelos y presentadores profesionales sin experiencia en interpretación están deseosos de dar el salto a la gran pantalla. Un vídeo publicitario añadido a su book o colgado en Youtube puede constituir su primer escalón al estrellato. Aunque en su profesión su caché quizás sea alto, no lo es en el mundo de la interpretación en por lo que a menudo se les puede contratar con tarifas relativamente bajas. 

Para hacerlo, se les puede contactar a través de agencias de modelos y realizar un casting profesional para conocer sus capacidades actorales. De este modo, se puede contar en el audiovisual con caras bonitas y relativamente conocidas a costes más reducidos que los de un actor profesional. 


4. Niños amateur


La naturalidad y espontaneidad de los niños hace que la profesionalidad no sea un requisito imprescindible para encontrar en ellos el mayor de los talentos interpretativos. Y es que los más pequeños suelen carecer de vergüenza y de los condicionantes sociales que limitan o paralizan a las personas adultas. Por ello, a la hora de realizar un rodaje a menudo no hace falta acudir a una agencia profesional de actores. En vez de ello, se puede recurrir a amigos o conocidos que tengan hijos expresivos y alegres y convocar con ellos un casting informal. 

Sorprendentemente, los resultados del rodaje pueden llegar a ser tan buenos o incluso mejores que si se realizara a través de una agencia o de una empresa de selección. Por otro lado, la sesión suele ser mucho más fluida cuando se trabaja con niños conocidos al transmitirles mayor confianza a la hora de seguir el guion. Con esta modalidad, no solo se consigue una buena fiabilidad en la producción sino que sus costes suelen ser mucho menores.


Como vemos, a la hora de realizar un spot promocional o vídeo corporativo no hace falta gastarse grandes sumas para contratar actores. Con un poco de astucia se puede conseguir un producto de calidad profesional a unos precios notablemente reducidos. 


No hay comentarios: