Hacer Deporte acorta la vida



Afirmar que hacer deporte es perjudicial para la salud es atentar contra uno de los dogmas más arraigados en nuestra sociedad desde hace décadas. En efecto, el deporte se ha querido reputar como una nueva fuente de juventud, antídoto de la vejez y ensalmo contra afecciones mortales, con especial incidencia en las de tipo cardiovascular. Bueno, pues posiblemente sea falso.

Hacer deporte desgasta el organismo innecesariamente, anticipa los achaques de la vejez y acelera el fatídico desenlace final. La práctica del deporte tiene su momento en la escalera de la vida: la infancia y juventud, en las que el exceso de vitalidad debe consumirse realizando actividad física. Sin embargo, el tiempo corre en contra del esfuerzo, constituyendo una actividad contra natura a una determinada edad.

Argumentos que apoyan la evidencia

Algunos biólogos afirman que la pasividad alarga el tiempo de vida de los seres vivos. Solo hay que analizar a los animales más lentos de la naturaleza para comprobar este axioma: la tortuga puede vivir hasta 75 años, el elefante africano, por encima de los 70, el cocodrilo, 80. En biología, la actividad parece ser contraria a la longevidad. El energético colibrí tan solo vive 3 o 4 años mientras que el gregario gorrión puede alcanzar los 14.

Volvamos la vista hacia la especie humana. Resulta más que evidente que las personas que han desarrollado en su vida una intensa actividad física envejecen más rápido y en peores condiciones que las que han ejecutado trabajos sedentarios. Con solo observar fotografías de agricultores, operarios o mineros de hace 50 años y compararlas con los actuales en que la técnica les ayuda, detectamos radicales diferencias en perjuicio de los primeros.

Las personas que conozco que mayor número de años han vivido y de mayor calidad, jamás han hecho deporte. Fijémonos en personajes reconocibles que sabemos que han llevado una vida alejada de toda preocupación. Los monarcas y los dictadores constituyen un buen ejemplo de pasividad en el ejercicio de sus escasas funciones. Pues bien, la mayoría sobrepasa con creces la edad media de fallecimiento: el rey Fahd vivió 82 años, Augusto Pinochet, 90, la reina madre (Reino Unido) 102, Hosni Mubarak, 92 y Fidel Castro, 90 ¡Y ninguno ha destacado por su excelencia en el deporte!


Aplicación al mundo laboral

Conozco gente que ha decidido meterse en un gimnasio a sus más de 50 años. Tras varias sesiones semanales de agotador esfuerzo, el resultado es que llegan al trabajo descuadernados y con sus energías disminuidas. El ejercicio intenso tiene su edad y ésta claramente no es la cuarentena ni la cincuentena. Los próceres de la salud no nos dicen toda la verdad abocándonos a un esfuerzo infructuoso y a un final anticipado. Por supuesto, cualquiera puede citar excepciones: las de aquellas personas que necesitan volcar su enorme vitalidad en actividades físicas. Pero la fórmula no es generalizable al resto de la población.

Lo que los médicos deberían centrarse en evitar es el exceso de sedentarismo en la población. Pero la solución no pasa por practicar deporte hasta el agotamiento sino por realizar ejercicio de forma moderada y constante: andar, montar en bicicleta, subir a pie las escaleras, etc. Y si el verdadero problema es el exceso de colesterol y el riesgo de enfermedades vasculares lo que deberían hacer es promover el control alimentario de la población: suprimir las grasas saturadas, potenciar los alimentos frescos y aconsejar la ingesta de alimentos en pequeñas cantidades.


Artículos relacionados

El cerebro comienza a deteriorarse a los 45
La vida laboral en la actualidad: una carrera de fondo
La perversa fórmula del estrés
Cómo ser feliz en el trabajo





Imagen|jayhem




5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como explicas a el jugador Pele que tiene 71 años actualmente e hizo deporte durante un gran periodo de su vida.

Ejecutivo dijo...

Los deportistas de élite someten a sus cuerpos a un gran estrés. Otra cosa es que su posición económica les permita pasar largos periodos de su vida sin hacer nada lo que, obviamente, alarga la vida. Es un lujo que casi nadie nos podemos permitir ;)

Unknown dijo...

puedes tener algo de razón pero eso solo pasa con personas de alto rendimiento pues como ya decías, el entrenamiento intenso genera un estrés en el organismo y a largo plazo genera lesiones y desgaste a nivel general, aclaro, esto pasa con deportistas de alto rendimiento, pero por el otro lado si llevas una vida sedentaria y alejada de unos buenos hábitos alimenticios y de una actividad física moderada, aumentando el nivel basal de calorias, pues estas están presentes en cualquier tipo de alimento que ingieras, y esas calorias q no estas gastando se acumulan convirtiéndose en grasa corporal y en el sistema cardio vascular, ademas el ejercicio aumenta el hdl que son las grasas "buenas" y tienen la funcion de recoger el vldl "grasas malas" de todo el organismo y llevarlas al higado para q sean sintetizadas... así que amigo mio te invito a hacer actividad física deja la pereza a un lado te puede matar...

Juan dijo...

jajaja parece que este tipo no entiende que los deportistas de elite son la escepcion, dudo que el porcentaje de la poblacion que entrene al punto de verse "perjudicado"(si es que tienes razón)alcance el 5%,por otro lado casi no estas viendo los beneficios del deporte, las personas mueren con 50 o 40 años y no es por hacer deporte de "elite", es por sus malos habitos, ademas dudo que un deportista de elite con buenos habitos alimenticios muera antes de los 70 años, para que carajos quieres vivir mas de 70 años? y asi podria seguir toda la noche pero creo que con esto es suficiente...salut

analove dijo...

Bueno se respetan todas las opiniones, las personas que quieran ejercitarse y quemar calorías, eliminar toxinas dañinas de su cuerpo, pues que lleven una vida saludable, pueden ingresar al blog de maquinascardio.com para poder seguir cuidándose desde su hogar.