Embalaje de Distribución: una Pesadilla para el Fabricante


Con la implantación de la nueva filosofía de Puesta Rápida en el Lineal, los distribuidores exigen a los fabricantes la entrega de los productos en unos embalajes específicos: aquellos que faciliten al vendedor la exposición y venta del producto. El problema es que los nuevos envoltorios rara vez se relacionan con una estrategia de ahorro de costes para el fabricante. Es más, en muchos casos no solo son más caros sino que no se pueden mecanizar por lo que el envasado debe realizarse manualmente.

Sin embargo, para el distribuidor lo importante no es tanto la rapidez de envasado como la reducción de tiempos de reposición y la exposición del producto en un soporte limpio y atractivo. En consecuencia, sus opciones favoritas son:


  • para productos que van a la base de la estantería, los distribuidores exigen cada vez más el suministro de la mercancía colocada sobre box palet. Con su utilización, apuestan por una exposición en masa para que el consumidor pueda disponer libremente del producto. Otra ventaja que aporta es que exponen la mercancía sobre el propio palet de transporte evitándose su manipulación dentro de la tienda. El problema para el fabricante es la complejidad de envasado que a menudo debe realizarse a mano al no existir maquinaria para cajas tan grandes o tratarse de líneas muy caras. El envasado manual de grandes embalajes presenta dificultades adicionales al obligar a los operarios a adoptar posiciones poco ergonómicas. Por último, el proceso de transporte también se encarece al no poder a menudo remontar los frágiles boxes dentro del camión derrochando así la mitad del espacio del transporte.

  • el bandejón de palet es otra opción cada vez más común para colocar la mercancía en la base de la estantería. La variedad de formatos y exigencias de los diferentes distribuidores impulsa a los fabricantes a utilizar bandejas de montaje manual en lugar de instalar líneas automatizadas lo que implica un coste de envasado mucho mayor

Bandejones de palet acondicionados y envasados a mano

  • la necesidad de mantener en pie los pequeños frascos de perfumería y agilizar la reposición ha impulsado a los distribuidores a pedir su suministro en bandejas de plástico con alvéolos en que van encajados los inestables envases. La precisión exigida para su introducción obliga a menudo a establecer líneas de envasado manual en paralelo a las líneas automatizadas


Tubos de dentífrico sobre alveolos plásticos


  • para el resto de artículos, por su rapidez de apertura y limpieza de exposición los embalajes de dos piezas son los preferidos de los distribuidores. Consisten en una base que actúa de bandeja y una tapa suelta que se retira con facilidad al reponer el producto. Como en los casos anteriores, el problema se plantea al no existir maquinaria de montaje y envasado automático para tan complejos embalajes lo que obliga a los fabricantes a realizarlo a mano

  • para su óptima apariencia en el punto de venta el producto se exige ahora en cajas de vivos colores impresas sobre papeles blancos estucados mucho más caros que los anteriores reciclados de tonalidades crudas. La pasión por la impecable apariencia del producto ha llevado a exigir papeles blancos en el interior de la caja e incluso, impresiones interiores encareciendo el precio del embalaje sin que el distribuidor esté dispuesto a pagar más por él.

En conclusión, la voluntad de ofrecer la mejor y más atractiva exposición de producto ha encarecido notablemente los procesos de los fabricantes así como los materiales utilizados. En un mundo justo, el mayor coste deberían asumirlo los distribuidores que son los mayores beneficiados de las mejoras o, en último caso, compartirse si se entiende que el fabricante mejorará sus ventas gracias al embalaje. Pero ¿desde cuándo las relaciones con la gran distribución se han establecido sobre bases de justicia?


Artículos relacionados


Puesta Rápida en el Lineal: un chollo para el distribuidor
¿Estudiáis vuestro producto sobre el lineal?
¿Cuánto debe medir un embalaje?




No hay comentarios: