5 formas tradicionales (pero efectivas) de conectar con el cliente



El mundo de las tecnologías nos ha abierto grandes puertas de contacto con nuestros clientes y usuarios. Por ello, los expertos de Marketing nos aconsejarían hoy adentrarnos en el mundo de los minisites, los vídeos on line o las muchas y variadas redes sociales. Sin embargo, todavía existen medios tradicionales de comunicación que llegan de forma habitual al consumidor y que no debemos desdeñar sino, bien al contrario, aprovechar adecuadamente. Veamos algunos:



1. Marketing directo


A pesar del indudable éxito de los móviles y de las comunicaciones digitales, todos seguimos disponiendo de un buzón tanto en nuestro domicilio como en la empresa en la que trabajamos. Por ello, no hay que desechar los beneficios de la publicidad que podemos introducir en los mismos a través de diferentes soportes. Por ejemplo, el Marketing directo ofrece un amplio abanico de posibilidades para todas aquellas empresas que envían regularmente correspondencia a sus usuarios. 

El envío de una factura de consumo puede ser la excusa perfecta para introducir en el hogar información, regalos o promociones de muy variados productos. Ahora bien, la creatividad en materiales, formatos y tipografías debe ser un dogma para el especialista en Marketing de modo que el contenido emocione al cliente de tal modo que la carta no acabe depositada en el cubo de la basura.


2. Sampling


A la hora de dar a conocer nuevas propuestas y lanzamientos, el sampling o entrega de una muestra representativa de un producto pude ser una estrategia sumamente efectiva de cara al comprador. Una muestra representa el primer contacto que realiza un consumidor con un producto nuevo. Además de un regalo que suele ser muy bien aceptado, el sampling constituye una invitación a degustar un nuevo formato, sabor o fórmula y a seguir comprándolo a partir de entonces en un establecimiento cercano. 

Como en el caso anterior, el ingenio se impone en el creativo que tiene que ingeniárselas para hacer llegar una pequeña porción de producto al cliente de forma fácil y accesible. El buzoneo es un método tradicional para distribuir las muestras pero en este sentido también se pueden diseñar llamativos encartes en revistas, expositores o entregarlas mediante promotoras en el punto de venta, entre otras.


3. Venta cruzada


Una correcta ubicación del producto en el punto de venta es parte cardinal de su éxito entre los compradores. Los fabricantes son los mejores conocedores de su producto por lo que su misión consiste en explotar ante el distribuidor todas sus posibilidades de venta. Por ello, parte de su estrategia de trade marketing debe consistir en colocarlo en la tienda junto a productos similares o complementarios para dar ideas al consumidor y propiciar sinergias. Una correcta ubicación del producto puede provocar la venta por impulso incrementando además la satisfacción del consumidor. 


4. Patrocinio

El patrocinio es la mejor  manera de vincular a nuestra empresa con una determinada actividad. El patrocinio habitual basado en carteles y logotipos es ineficaz y aburrido pero explotarlo por todos los canales a nuestro alcance puede ser un medio efectivo de acercarse a los clientes. Así, una vez escogida la entidad a quien vincularse, todos nuestros soportes deben quedar al servicio de su promoción: boletines internos, paneles informativos, inserciones en prensa e incluso, menciones en televisión deben constituir sus más fieles aliados


5. e-mailing

Por su larga vida, el e-mailing ya puede considerarse una herramienta tradicional de marketing. Bien gestionado y dirigido a una base de datos de clientes segmentada e interesada, puede ser un medio ideal para transmitir información, nuevos lanzamientos o incluso regalos para un determinado número de compradores

Las nuevas tecnologías no nos pueden ocultar la existencia de formas tradicionales de comunicación que pueden satisfacer al comprador en diferentes situaciones y entornos. Una gestión cuidadosa y amable puede incrementar los impactos sobre nuestros clientes y en consecuencia, aumentar su interés e intención de compra.


También te puede interesar

E-mailing: la forma más barata de promocionar 
Los trucos que provocan la compra por impulso
Cómo diseñar folletos vendedores
Pero ¿sirven para algo las vallas publicitarias?


Imagen|Sarabit


    No hay comentarios: