5 prácticas ruinosas para un Stand de Feria


Las ferias constituyen una oportunidad excelente para ofrecer productos y servicios a clientes y potenciales. Su alto coste y su corta duración nos obliga a optimizar los recursos disponibles presentando el stand más atractivo posible y con el contenido más interesante para el visitante.

Sin embargo, no todos los expositores son conscientes de su importancia. Y si no, ved algunas prácticas habituales que debéis evitar para no dar al traste con vuestra inversión.
  • empapelar el stand con banderolas, expositores o carteles repletos de texto y cifras que nadie en su sano juicio se va a parar a leer. La información escrita encuentra su soporte ideal en los folletos y en la web oficial de la empresa. Sin embargo, el stand debe mostar imágenes y productos tangibles que el cliente pueda valorar


  • estampar fotos de la fachada o del interior de la fábrica como reclamo para los visitantes de la feria que realmente solo están interesados por el producto o servicio comercializado y sobre todo, por los beneficios que les pueda proporcionar

  • exponer productos ampliamente conocidos y consumidos. A no ser que se trate de un stand de imagen cuyo único objeto sea reforzar la marca de empresa, la oportunidad de una feria se centra  en presentar novedades de producto que puedan fidelizar a los compradores que ya tenemos o aumentar nuestra cartera de compradores. Mostrar lo que el mercado ya conoce y ha tenido oportunidad de comprar supone una pérdida de recursos absurda e innecesaria

  • colocar unas sillas y una mesa como única decoración del stand con la intención de proporcionar información al visitante. El que entra en un stand de feria lo hace para encontrar productos o servicios que le ofrezcan ventajas sobre los que consume en la actualidad. El comprador puede encontrar información amplia y actualizada en internet mientras que el stand representa una gran oportunidad para mostrar muestras físicas o promocionar el producto mediante vídeos o imágenes

  • la peor de todas: proyectar vídeos sin sonido en los que aparecen personas entrevistadas o dando conferencias a las que, por consiguiente, no se puede escuchar (si no fuera porque lo he presenciado, pensaría que es imposible)


También te puede interesar

Las mejores actividades para un stand de feria
Promoción de productos industriales: orientada a especialistas 
Tipos de Ferias donde exponer nuestros productos
El showroom en nuestras instalaciones: una efectiva promoción


Imagen|Tomas Fano

No hay comentarios: