Formación en la Empresa: 4 niveles de aprendizaje


La formación continua para empleados constituye una inversión necesaria en la empresa si se quiere mantener a sus miembros a la altura de lo que exige la evolución del mercado. Sin embargo, no todos los grupos de trabajadores necesitan el mismo grado de formación. El tipo de formación más adecuado dependerá tanto de su nivel de experiencia como de la categoría laboral a la que pertenezcan.

Básicamente, se pueden distinguir cuatro escalones de enseñanza en función de los conocimientos identificados entre los alumnos y de los objetivos fijados en el plan formativo:


1. Formación en conocimientos

El tipo de formación más básico consiste simplemente en transmitir nociones sobre la materia objeto del seminario. Este nivel es el más indicado para empleados que desconocen los fundamentos del asunto y por tanto, necesitan recibir unos conceptos básicos. Es lo que puede ocurrir por ejemplo cuando se transmite una nueva normativa de interés para los empleados (por ejemplo, de seguridad, medioambiente, gestión de alimentos, etc.) o lo que sucede en las clásicas clases de idiomas (inglés, francés, ...) que se imparten a los trabajadores durante el periodo laboral.  

El sistema formativo se basa en clases en las que el profesor enseña y los alumnos atienden y aprenden a base de memorización. Se soporta con proyecciones sobre la pantalla y distribución de libros, dossieres o cualquier otro tipo de documentación.


alumnos asistiendo a una clase presencial
Formación en conocimientos


2. Formación en habilidades


La formación en habilidades es el tipo de enseñanza cuyo objeto es mostrar el manejo de determinados sistemas, instrumentos o maquinariasLas clases de informática sobre nuevos programas o aplicaciones constituyen un buen ejemplo de este tipo de enseñanza que se imparte a alumnos que son nuevos en la materia.

La formación consiste en clases prácticas en las que se enseña a los alumnos a utilizar el aparato o sistema hasta llegar a interiorizarlo. Las sesiones se organizan en torno a pequeños grupos de alumnos que reciben unas nociones mínimas y luego, practican a base de seguir las explicaciones del profesor sobre el propio instrumento. 

Formación en habilidades

























3. Aprendizaje de resolución de problemas

Este tipo de formación se basa en entrenar al alumno a enfrentarse a determinadas situaciones y a resolverlas por sus propios medios. Supone un escalón superior a los anteriores niveles ya que en este caso es el alumno el que aplicando sus conocimientos y capacidades intelectivas aprende a solventar dilemas que le puedan surgir en su trabajo. 

Las clases también suelen ser presenciales y el método más habitual se basa en la resolución de casos prácticos y en su posterior puesta en común con el resto de los alumnos. Esta dinámica se puede hacer de forma individual si bien más habitualmente se realiza en grupo para poder argumentar y consensuar los resultados. 


4. Aprender a ser

Por último, el grado superior de formación que se puede impartir en el ámbito profesional consiste en Aprender a ser. Se trata de cursos orientados a modificar actitudes y comportamientos en los asistentes a clase. Están destinados a personas que van a asumir nuevos roles en la compañía que llevan asociadas  formas concretas de gestión y actuación. Aquí se enmarcan los cursos de liderazgo o gestión de mandos intermedios, entre otros.  

Como vemos, no  todas las materias requieren el mismo estilo de formación ni tampoco los alumnos que se someten a ellas. Así pues, una de las principales funciones del departamento de Recursos Humanos consistirá en identificar las necesidades formativas de cada trabajador y diseñar cursos con objetivos claros alineados con las mismas.


También te puede interesar

No hay comentarios: