7 personajes Odiosos de la Oficina


En el mundo empresarial solemos encontrar gran variedad de especies y subespecies, muchas de ellas totalmente prescindibles para su correcto funcionamiento. Lo curioso del caso es que la clasificación se suele repetir en cualquier empresa y organización. Entre ellos, podemos destacar a los más característicos y relevantes:


1. El canterano agresivo

Recién salido de un MBA, el recién contratado se presenta cada día con un traje impoluto y una estilizada corbata. A los pocos días, da lecciones a los más veteranos y en seguida, reclama un buen puesto en la compañía y un sueldo acorde a su valía. Como en la vida en general, algunos llegan a prosperan en la empresa pero otros acaban estrellados contra la dura realidad. 

2. La becaria vacilona

La becaria sabe que sus únicas posibilidades de ser contratada pasan por caer bien a sus superiores y, en menor medida, a sus compañeros. Por eso, se apunta a todas las actividades extraprofesionales y vacila con descaro con quien confirmar su permanencia: su jefe

3. El portero erudito

Ocupa uno de los puestos más bajos de la empresa pero ello no le impide expresar su opinión sobre todos los departamentos. Sermonea al primero que encuentra y enmienda la plana a cualquier directivo. Según sus propias palabras no ha llegado más lejos porque no ha querido pero tampoco le hubiera costado esfuerzo. El chófer, el bedel o el recepcionista son ilustres ejemplares de esta conocida tipología de personaje de oficina.

4. La recepcionista borde

Auténtica desconocedora de su papel en la empresa, la recepcionista recibe a las visitas con frialdad y coge el teléfono como si le espantara la tarea. Si tiene algo que comentar a sus compañeras, deja a los clientes esperando los minutos que sean precisos. Pasa las llamadas al interlocutor sin esperar indicaciones, creando mas de un malentendido y se niega a realizar tareas adicionales como encuadernar o clasificar el correo 

5. La secretaria chismosa

Este especimen de secretaria se pasa el día por los rincones conspirando con otros aficionados al chisme. Habla mucho de los demás y rara vez bien, y detesta su trabajo así como a los que la obligan a hacerlo. Su mayor deseo sería quedarse en casa.... ¿quizás para poder poner verde a sus vecinos??

6. El tocho

Quizás tuvo cierta relevancia en su día y por ello fue ascendiendo en la organización pero su tiempo de gloria pasó y en la actualidad se ve incapaz de ejecutar sus tareas. Por lo tanto, vaga mansamente por la empresa esperando su jubilación. Existen dos tipos bien diferenciados:
  • los conformados que dan por bueno su destino y han asumido su declive

  • los resabiados que esperaban mayores glorias y no se resignan a morir tranquilos, sin protestar ni quejarse por todo


7. El pelota

Es el seguidor, fan y sombra del jefe y ejecutor de sus duras decisiones. Oculta su ineficiencia tras un velo de laboriosidad y es el fiel guardián de las instalaciones empresariales. Portera, pregonero, espía, adulador son algunos atributos que se reúnen en su odiosa personalidad


Artículos relacionados

10 formas de reconocer a un pelota
Características del líder carismático
Cena de empresa de Navidad: una oportunidad para desinhibirse
4 formas de ascender en la empresa



No hay comentarios: