Estrategias de Ahorro de los Supermercados

ahorros en los supermercados


La competitividad en el mundo de la distribución alimentaria obliga a los comercios a optimizar sus costes al límite. Veamos cómo lo están afrontando.

1. Ahorros energético


Los supermercados abren sus puertas seis días a la semana, once horas al día. Por ello, el ahorro energético representa uno de sus mayores quebraderos de cabeza. De entre los consumos eléctricos, son las máquinas frigoríficas las que mayor gasto representan al deber estar en funcionamiento día y noche. En algunos países como Alemania, se promueven los arcones y vitrinas protegidos por puerta exterior procurando de este modo un importante ahorro. Sin embargo, en la dispendiosa España, la mayoría de las máquinas están abiertas para facilitar el acceso del público al producto.


Frigorífico con puerta en un supermercado Netto


La iluminación supone otro de los principales gastos para los supermercados. Por ello, en 2012 el grupo DIA decidió invertir 11 millones de euros cambiar las bombillas de sus locales por diodos led. Aunque el gasto es muy importante el retorno fue muy rápido dado el drástico ahorro que representan por su gran luminosidad con una potencia mucho menor. 

Algunas cadenas como Consum han conseguido importantes economías diferenciando los niveles de iluminación para horarios de apertura al público y de reposición de mercancía. Con este sistema extendido a todas sus tiendas, bien automatizado, bien mediante códigos semafóricos la cadena valenciana ha conseguido economizar hasta un 22% de su factura eléctrica.

2. Bolsas de plástico

Por razones medioambientales, algunas cadenas como Carrefour han retirado el uso de bolsas de plástico para los usuarios y otras como Mercadona han exigido su pago al paso por caja. La medida que se ha vestido de ecológica, supone también un importante ahorro o fuente de ingreso adicional para las enseñas que dejan de comprar bolsas. Para algunas, ha supuesto ya la supresión del 70% de las bolsas y para otras, el cargo por ventas de recipientes de rafia, papel o fécula de patata.


bolsas de papel



3. Reposición

Los costes de reposición de la mercancía también se han  visto drásticamente reducidos por la implantación de la Puesta Rápida en el Lineal. En virtud de esta técnica, el producto se coloca ahora en la estantería dentro de su embalaje y sin necesidad de colocarlo individualmente. Los supermercados por lo tanto son capaces de ahorrar hasta un 60% del tiempo de reposición gracias a esta filosofía. Las categorías más favorecidas con la Puesta Rápida en el Lineal han sido sin duda las de perfumería al estar constituidas por pequeños botes inestables de delicada manipulación.


4. Varios

En fin, las descargas nocturnas para agilizar la logística, la polivalencia de las cajeras para desempeñar funciones de repositoras o la gestión de la logística del proveedor son otras estrategias que se han puesto en marcha con éxito por algunas cadenas españolas consiguiendo notables ahorros que pueden optar por repercutir sobre precio del producto o en su defecto, destinarlo a incrementar sus márgenes.

Artículos relacionados

Puesta Rápida en el Lineal: un chollo para el distribuidor
¿Por qué mueren los hipermercados?
Supermercado online: ventajas de marketing frente al tradicional
¿Cómo será el supermercado del futuro?




No hay comentarios: