Cobranding: agrupa y vencerás

pareja de enamorados

En tiempos en que no sobran los recursos para investigar y desarrollar nuevos productos, el responsable de marketing tiene que devanarse el seso para conseuir impactar en el mercado.En este caso, parece que no sería aplicable el dicho "divide y vencerás" sino más bien "agrupa y vencerás".

El co-branding


El co-branding es una estrategia consistente en agrupar dos o más marcas relevantes en un solo producto buscando obtener sinergias de la combinación. Realizado con astucia y en el momento oportuno, puede llegar a sacar lo mejor de cada enseña desencadenando en la mente del consumidor el interés por comprarlo.

El mayor impacto se produce cuando los productos tienen características diferentes no consistiendo  tan solo en un mero incremento de gama. La sorpresa es uno de los requisitos de esta estrategia de marketing si el producto tiene que luchar en el muy competido lineal del supermercado.

El co-branding se puede realizar combinando las marcas propias o alcanzando estrategias con otros productores para potenciar diferentes enseñas. Y lo mejor es que el coste del lanzamiento se minimiza al participar dos inversores y trabajar con marcas ya conocidos.

Ejemplos de cobranding




Un buen ejemplo de co-branding lo encontramos en la estrategia puesta en marcha por el grupo Kraft Foods. Entre las novedades lanzadas al mercado en los últimos meses, destacan una sabia combinación de chocolate Milka con queso Philadelphia lo que da como resultado un original cacao untable. De este modo, se explota el prestigio de dos marcas muy conocidas presentando un producto claramente diferenciado sobre el lineal.

Otro lanzamiento de éxito que involucra al mismo fabricante son las natillas Danet combinadas con galletas Oreo o Chips Ahoy. En este caso, la búsqueda de un sabor y una textura especial agrupa dos marcas de primer nivel como Danone y Oreo. La propuesta consigue atraer a consumidores fieles a ambas firmas a los que ofrece un aliciente de compra basado en su combinación con otro sabor.


Así pues, la conclusión que podemos sacar es que la unión hace la fuerza y que en tiempos de menores ventas alcanzar alianzas temporales o estratégicas con otros fabricantes puede constituir una interesante sorpresa para el consumidor y un éxito para la empresa.


Artículos relacionados

¿Estudiáis vuestro producto sobre el lineal?
Una buena idea: promocionar productos inútiles
Cómo gestionar la cartera de productos con éxito
Segmentación de mercado: cómo hacerla




Imagen|jonrawilnson


No hay comentarios: