Cómo Engañar a la Competencia (sin que se note)


controlando a la competencia
En un entorno de mercado competitivo, el control de la competencia es un importante factor de supervivencia. Gracias a los portales web, las redes sociales, etc., en la actualidad, cualquier nuevo lanzamiento es conocido al instante por el público pero, sobre todo, por nuestros competidores. El benchmarking se hace ahora más fácil que nunca pudiendo cualquiera conocer un nuevo producto al instante.

Si queremos mantener a nuestra competencia a raya, debemos adoptar estrategias inteligentes. Y para ello, nada mejor que trabajar la desinformación.

Cómo engañar a la competencia


De nuestros muchos proyectos de investigación, probablemente solo unos pocos lleguen a buen puerto, quedándose el resto por el camino. Un nuevo producto tiene que aunar varias características para alcanzar el éxito: nuevas funcionalidades, buena calidad pero, sobre todo, un precio atractivo para los consumidores. Muchos desarrollos en curso solo reúnen una o dos de estos factores, fallando en el resto, a menudo, en el precio. Precisamente, los productos que hemos desarrollado pero no pensamos comercializar son los que podemos dar a conocer para engañar a la competencia.

Dónde podemos mostrar los nuevos productos:

  •  las ferias son un entorno ideal para presentar novedades de producto originales. Están a la vista de los asistentes y del resto de expositores (nuestra competencia). Además, pueden atraer un buen flujo de tráfico hacia el stand. ¡Pero ello no significa que los vayamos a lanzar al mercado!
coche eléctrico en una feria

  • las revistas especializadas son más leídas por los profesionales que por el público en general. En ellas, podemos insertar noticias de productos extraordinarios que consigan despistar a nuestros competidores sin llegar a movilizar necesariamente al mercado

  • otra opción es presentar prototipos a premios de diseño en donde puedan obtener una buena publicidad. Los blogs y portales especializados están encantados de hacerse eco de estas novedades que luego no llegan a aparecer en el mercado

  • podemos redactar Notas de Prensa explicando algún desarrollo tecnológico o de diseño que la empresa haya conseguido. Como en los casos anteriores, el invento no tiene por qué ser el bueno o definitivo pudiendo consistir tan solo en algún desarrollo fallido o que por cualesquiera razones, no pensamos sacar al mercado

Formas de ejecutarlo


De entre las estrategias posibles para engañar a la competencia, podemos destacar las siguientes:

  •  lanzamiento de productos nuevos con repercusión mediática pero con un precio elevado de modo que tan solo sea accesible a compradores de alto poder adquisitivo. De este modo, nos aseguramos unas ventas bajas y mientras la competencia las copia, desarrollamos productos más comerciales

  •  no lanzar los productos en absoluto, manteniéndolos en fase de proyecto o de prototipo. Los clientes pueden llegar a deslumbrarse  por los mismos y seguir comprando otras gamas de producto al haber mejorado nuestra imagen de marca. Mientras tanto, los competidores pueden sentirse tentados de copiarlos haciéndoles perder un tiempo precioso

Que la competencia se lance a investigar o copiar uno de nuestross productos sin futuro, siempre debemos considerarlo un éxito. Ello nos permitirá atraer la atención del público hacia productos más rentables mientras ellos gastan su tiempo y esfuerzo en proyectos fallidos.




Artículos relacionados

Una buena idea: promocionar productos inútiles
¿De dónde proceden las nuevas ideas?
El pionero es el líder y los demás, sus seguidores
Cómo ganar dinero con la innovación: vendiendo a toda velocidad

Imagen|Daniela Vladimirova


No hay comentarios: