¿Sobrevivirán los Libros de Papel?


Los libros de papel han sido un producto de éxito entre los lectores a lo largo de sus 500 años de existencia. Sin embargo, la actual facilidad de las descargas on line amenaza con hacer desaparecer los clásicos ejemplares con páginas, portadas y contraportadas. Y es que se trata de un proceso más simple, más barato, más ligero y más cómodo en cualquier situación. Entonces, la suerte se ha puesto de espaldas los libreros, ¿o no? ¿Encontrarán las empresas fórmulas para combatir con efectividad las descargas?


Parece que los editores han decidido plantar cara a los libros en kindle y se han estrujado el seso para conseguirlo. Con mucha más imaginación y agilidad que la industria del disco están reinventando la imagen del libro para seguir haciéndolo atractivo a los compradores. Estas son algunas de las fórmulas que han ideado para seguir en el mercado.

1. Libros icónicos

Los monográficos que adoptan la forma exterior del objeto son únicos por su originalidad. Así, encontramos libros con forma de patata o tomate que no pasan desapercibidos para el cliente (ver imagen superior) El contenido guarda relación directa con su perfil por lo que se produce una conexión inmediata con el comprador. Eso por no hablar de cierta reminiscencia de juego infantil que a todo el mundo seduce. 


2. Introdución de texturas

Algo que ha sido muy común en la literatura infantil, está tomando carta de naturaleza también en los libros para adultos. Los libros de portadas acolchadas han sido un exitoso recurso de la industria editorial que ahora vemos en libros de cocina, decoración, costura u otras temáticas. La introducción de tela en la portada o en el interior con diferentes pretextos también se ha convertido en una original alternativa al tradicional papel. Por último, la inclusión de tarjetas extraíbles, cintas o elementos móviles se han convertido en alicientes añadidos para la compra del libro.



3. Regalos

Es evidente que los objetos físicos no se pueden descargar de internet y si tienen relación con el contenido de la obra pueden ser muy apreciados por el lector. Y en la actualidad no se están limitando al clásico Cd explicativo sino que incluyen productos físicos relacionados con el contenido. Con ello, se crean guiños que introducen al propietario desde el primer momento en la historia, además de proporcionarle algo útil. Abajo, vemos libros de recetas de pizza o de cervezas con un regalo en su interior. 





4. Ejemplares ilustrados

Las ediciones con excelentes ilustraciones están copando las estanterías de las librerías. Se trata de ejemplares que convierten la lectura en una experiencia sensorial. Así, proliferan los diccionarios visuales de anatomía, idiomas o arquitectura, los catálogos de plantas, los recetarios estilo retro que se apoderan a primera vista del comprador. Así, el libro se convierte no solo en un medio de consulta sino también en un bonito objeto decorativo. Abajo, diccionario visual en cinco idiomas.



Bueno, lo que está claro es que el Alcalde de Zalamea va a seguir siendo más descargado de la red que comprado en el centro comercial, pero para muchas otras temáticas las soluciones para evitar réplicas digitales y dejar al lector boquiabierto se han multiplicado. Así pues, enhorabuena a la industria editorial por haber sabido salir airosa de este difícil envite.


Artículos relacionados

¿Cómo será el supermercado del futuro?
Consejos para incrementar las visitas a los museos
Estrategias para evitar la quiebra de un restaurante
Negocios para sobrevivir a la crisis

2 comentarios:

SMartinez dijo...

Hola. Gracias por este interesante artículo. Yo intento transmitir el gusto por la lectura y el amor por los libros a mi hija. Me ha gustado mucho las imágenes del diccionario visual en 5 idiomas. ¿Me podrían dar el nombre y la editorial del libro? Gracias por todo.

Ejecutivo dijo...

Hola, se trata del diccionario Visual Larousse, diseñado por Jean-Claude Corbeil y Ariane Archambault.¡Que lo disfrutes!