Los Ricos no son tan Felices: los 5 absurdos Mitos del Rico


coche deportivo

Muchos son los que aspiran a vivir como ricos. De hecho, son abundantes los rankings en que se pone a los ricos como referencia para la sociedad: los hombres más ricos del mundo, los deportistas que más dinero ganan, etc. Su forma de vida parece un ejemplo a imitar por el resto de los mortales. Sin embargo, como todo mito hay que saber ponerlo en su sitio y valorar sus ventajas en su justa medida.


Aquí vienen alguna suspuestas ventajas de la vida del rico que quizás no lo son tanto.


1. El yate 



El yate es uno de los símbolos más asentados de los ricos. Sin embargo, a la hora de la verdad, además de su engorroso mantenimiento, el uso del yate no deja de ser un auténtico aburrimiento.
  1. yate






  • Si alguno ha tenido esa experiencia, recordará cómo básicamente consiste en moverse un pequeño grupo de personas en una recinto pequeñísimo. La dinámica consiste básicamente en zarpar de puerto hasta llegar a alta mar y allí, en medio de la nada y con el barco balanceándose, el propietario saca un pequeño aperitivo y unas bebidas. Y tras ese escaso tentempié ¿qué alternativa queda? Pues únicamente, la de tomar el sol en la proa (lo que verdaderamente constituye una escena chic) o tirarse a nadar un rato. Pero claro, en medio del océano y sin posibilidad de tocar pie, el placer de la natación apenas dura unos instantes. Y tras tan agradable experiencia, tan solo queda la opción de regresar a puerto.

    2. El cochazo 


    No hay millonario que se precie que no tenga uno o varios coches de alta cilindrada lo que verdaderamente es un buen recurso para presumir ante los mirones. Pero, pensándolo bien ¿para qué sirve tener un coche de gran potencia?. Con las limitaciones de velocidad vigentes en las actuales autopistas resulta imposible ponerlo a toda velocidad, salvo riesgo de multa, pérdida de puntos o incluso, pena de cárcel. 

    El mito del cochazo procede de cuando los largos viajes se hacían en automóvil proyectando una imagen de libertad e independencia. Pero seamos sinceros, el que hoy en día decida coger el coche para viajar de Madrid a Roma es un pardillo. Existiendo medios de transporte seguros y veloces como los trenes de alta velocidad o los aviones, el uso del automóvil se reduce inevitablemente a desplazamientos cortos y para eso ¿quién necesita un superdeportivo?



    3. la práctica del esquí 


    La práctica del esquí es otro de los más arraigados placeres atribuidos a los ricos. Tener una gran casa en las montañas y emplearla para subir a esquiar toda la familia parece propio de los más adinerados. Pero claro, eso era cuando las pistas estaban vacías y se podía disfrutar de la naturaleza. A día de hoy, la experiencia se reduce básicamente a: sufrir atascos en el acceso a  pistas, padecer largas colas en los arrastres, descender por laderas abarrotadas de gente y asumir el riesgo de atropello por parte de algún alocado skate boarder. La única solución para el disfrute del atribulado rico consiste en tomarse temporadas libres entre semana o esquiar en parajes recónditos. 

    estación de esquí


    4. La casa con piscina 


    También parece ser patrimonio del rico poseer una mansión con piscina pero lo cierto es que no muchos climas admiten su uso continuado. Tan solo con temperaturas suaves como en el Mediterráneo estaría justificado poseer piscina. Para el resto, la mitad del año no se puede usar y en vacaciones, no nos vamos a quedar en casa por lo que ¿para qué queremos una piscina? Sin embargo, ello no evita realizar labores de mantenimiento durante el año para tenerla en buenas condiciones. 

    Otro punto que actúa en su contra serían sus medidas y es que para practicar a gusto la natación se necesita una piscina de grandes dimensiones, lo que no se da en las viviendas particulares. Conclusión: lo mejor es pagar por nadar en un centro deportivo y ahorrarse los problemas, dinero y tiempo de mantenimiento de las piscinas privadas.

    casa con piscina

    5. La vida aislada


    Muchos ricos pueden considerar una buena opción comprar una lujosa mansión aislada del resto de los mortales. Así no son raros los millonarios que adquieren una isla en el Caribe, un rancho en medio del país o un chalé aislada en las montañas. Sin embargo, vivir con tu familia en un entorno en el que no existen distracciones sociales (comercio, espectáculos, hostelería, ...) puede conducir al más absoluto aburrimiento. Cambiar de una a otra como el que tiene siete casas por el mundo tampoco arregla las cosas, ya que la satisfacción apenas dura unos días. 

    Así pues, la vida del rico quizás no sea tan glamurosa como parece sino mas bien, en ocasiones aburrida y solitaria. Ello explicaría por qué entre los actores y deportistas mejor pagados también se dan sonadas separaciones y divorcios, lo que parecería imposible ante tanto lujo y bienestar.


    Artículos relacionados

    La efímera pero apasionante carrera de modelo
    Los aeropuertos más bellos de Europa
    La vida laboral en la actualidad: una carrera de fondo
    Responsabilidad Social Corporativa: una manera de conectar con el entorno



    2 comentarios:

    NeoByte dijo...

    Vaya, se nota que has visto tu a pocos ricos, ese descarte de los mitos me parece bastante abaurdo. Por ejemplo, yo soy un currito,y no es q me mate por tener un yate, pero yo despues de el tentempie en el yate... Pues se me ocurren muuuchas cosas q hacer, montar una fiesta loca, relajarme pescando con ubas virras con mis amigos, hacer cualquier cosa q requierq la intimidad que permita la lejania a la q estoy de la costa... Nose, hay miles de cosas q hacer... Sin contar la de lugares a los q solo puedes acceder con un yate o pequeña embarcacion.
    Tambien twngo mi coche, un vw passat de 16 años, si fuera rico lo cambiaria por otro, mas seguro, que no hiciera los ruidos que hace el mio a sus 291.000km y que fuera mucho mas seguro y ya de paso mas potente, bonito, no para ponerlo a tope, sino para que en caso de accidente me salvaguardara mejor la vida.
    Esquiar... Esquie en el colegio, es divertido cuando le cojes el trankillo, no vale lo mismo ir a una buena pista de esqui, q a donde van a esquiar todos, ni los mismos servicios, ni instalaciones, la misma cantidad de pistas, no hay comparacion entre ir a pirineos, o ir a javñambre por ejemplo.
    Casa con piscina? Juas... Yo vivo con mis padres, en un huerro con piscina(que antes era de riwgo, ahora se riega por goteo, i aunq vivo pegado al mediterraneo la piscina solo la puedo usar en verano, si fuese rico la tendria climatizada y si la disfrutaria todo el año
    El unico problema q le veo a ser rico es el de que siempre habra gente que quiera robarte o hacerte algun mal ppr envidoa o por tus cosas, pero es un riesgo que estaria fispuesto a asumir, asi que amigo... Si te toca la loteria y continuas pensando igual ponte en contacto conmigo, que yo me llevare la carga de tu fortuna y te peometo que la disfrutare, junto a mis amigos, como arriba te explicado, un saludo ;-)

    Ejecutivo dijo...

    Tomo buena nota, amigo NeoByte, aunque no creo que me llegue a tocar...teniendo en cuenta que no juego. Gracias por tu comentario.