Tipos de Hotel a elegir por un Directivo

Hoteles para directivos


Los viajes de empresa son una de las actividades a las que están sometidos muchos empleados sobre todo, los de nivel directivo. Si se toman con cierta filosofía se puede llegar a disfrutar de la jornada pero según como se gestionen también pueden suponer un auténtico engorro. Uno de los aspectos clave de los viajes son los hoteles que se escogen para pernoctar ya que dentro de la obligación que supone el realizar el desplazamiento, hay que procurar que el viajero obtenga el máximo disfrute de la experiencia. En función del destino o de la ruta escogida al directivo se le ofrecen diversas opciones a la hora de seleccionar el hotel más adecuado para su viaje. Veamos las más populares.


1. El concepto tradicional


El concepto tradicional de hotel es sin duda, uno de los preferidos por los viajeros de todo tipo incluido los que realizan el viaje por negocios. Se trata de los clásicos establecimientos que cuentan con un amplio hall y una espaciosa recepción en la que se pueden atender a varios huéspedees. La planta baja está dedicada a salones y a servicios de hostelería como comedor o cafetería situándose los gimnasios, piscinas o spa en otras plantas como pueden ser el sótano o el ático del edificio. Por su aire señorial, se trata de un estilo que invita al reposo y al sereno disfrute de las instalaciones. 

    recepción de un hotel tradicional
    Concepto de hotel clásico

2. Apartamentos convertidos en hoteles


Otra fórmula de hostelería en alza dentro de las ciudades la constituyen los bloques de apartamentos que han sido reconvertidos en coquetos hoteles algunos de los cuales reciben el apelativo de boutique. Con ellos, las cadenas aprovechan edificios ya existentes y los reconvierten lo que permite al viajero dormir en habitaciones con cierto sabor añejo. 

Como datos negativos, podemos apuntar que la recepción suele ser de pequeñas dimensiones y la entrada angosta como corresponde a su estructura, lo cual a veces dificulta el acceso del viajero sobre todo, si viaja con pesadas maletas. Además, por la falta de espacio en la planta calle la cafetería y el restaurante, se suelen situar en otra planta lo que puede despistar al huésped a la hora de tomarse un tentempié. Por otro lado su mayor ventaja consiste por lo general en encontrarse en plena zona comercial o de ocio de las mejores ciudades lo que siempre supone un aliciente para el visitante.


3. Hoteles básicos


Los hoteles básicos ofrecen las mínimas comodidades necesarias para garantizar una estancia agradable al viajero. Pero para un simple desplazamiento de negocios en el que apenas se duermen unas horas, a veces resulta más que suficiente. 

Los hoteles básicos consisten en establecimientos funcionales que pueden recordar a las residencias de estudiantes ya que cuentan con baños poco sofisticados, paredes sin lucir y armarios abiertos que aprovechan los huecos de la arquitectura. Tal es el concepto representado por los hoteles Ibis una de las marcas más longevas y más populares de la cadena francesa de hostelería Accor. 

imagen exterior de un hotel Ibis



4. Hoteles de carretera


Cuando se realiza el desplazamiento en coche, en ocasiones no hay más remedio que alojarse en los establecimientos que se encuentran a pie de carretera, es decir, en moteles o fórmulas similares. En Europa podemos encontrar marcas como CampanileFórmula 1 que corresponden a establecimientos muy sencillos y económicos netamente orientados para viajeros en ruta. Su frugalidad es tan alta que en ocasiones, no cuentan ni con recepción debiendo el viajero registrarse a la entrada con su propia tarjeta de crédito. 

No obstante, por encontrar alguna nota positiva, en ocasiones se pueden encontrar buenos bares y restaurantes dentro del recinto o en sus proximidades en los que degustar una buena cena antes de un merecido reposo.



imagen exterior de un hotel Campanile
Hotel de carretera

5. Hoteles con jardín 


En países con alta pluviosidad como Reino Unido, es común encontrarse bonitos hoteles en los extrarradios de las ciudades y en las proximidades de las zonas industriales en los que se puede disfrutar de zonas ajardinadas y atractivas terrazas. Este tipo de establecimientos reflejan un aire a cabaña campestre o a establecimiento bed&breakfast y suelen ofrecer exquisitos desayunos con marchamo de cocina casera

Cuando hay que realizar visitas a fábricas o a polígonos este tipo de hoteles pueden resultar una buena opción ofreciendo un agradable contraste entre la profesionalidad de la visita y la placidez de su sinstalaciones.
agradable hotel con jardín
Bonito hotel con jardín en Reino Unido
Por lo general, cada viaje o visita obliga a escoger el hotel más cercano o disponible, lo que nos ofrece la gran oportunidad de disfrutar de diferentes formatos no solo de establecimiento sino también de restaurante, paisaje o zonas de ocio, entre otros.


También te puede interesar

Trucos originales para viajeros empedernidos
Los aeropuertos más bellos de Europa
El timo de los desayunos de hotel
Smartphone: herramienta imprescindible del ejecutivo

No hay comentarios: