5 Incentivos que Fidelizan a los Directivos

directivo

Evitar que un directivo formado y con gran experiencia en el negocio abandone la empresa no es tarea sencilla para una compañía. Y es que cuanto mayor es su valía mejores son las ofertas que recibe del mercado y mayor es el riesgo de que nos abandone. Sin embargo, la empresa tiene en su mano herramientas baratas que le pueden motivar a prolongar su estancia. Veamos cuáles.

1. Regalar el almuerzo

Invitar a almorzar puede su poner un importante aliciente para el directivo.Y es que de este modo, no solo ahorra el tiempo de su preparación sino sobre todo, el tiempo y la preocupación de realizar la compra. La prestación puede realizarse en la cantina de la fábrica o mejor aún, entregando tickets de restaurante para que los use cuando le parezca. De este modo, se promueve que pueda invitar a su pareja o familia a comidas especiales que les dejen el mejor sabor de boca



cantina
Cantina de empresa

2. Tarjeta de puntos 

Algunos directivos viajan constantemente, por lo que acumulan puntos en las tarjetas de fidelización de líneas aéreas o de ferrocarril. Si las tarjetas se ponen a su nombre, pueden canjear los puntos por viajes o estancias para disfrutarlos con su familia. Se trata de una medida gratuita para la empresa y que los directivos pueden disfrutar fuera del horario laboral


3. Viajes en primera

Muchas veces, los vuelos en primera clase no justifican su alto coste pero en algunas compañías de ferrocarril o para casos excepcionales, contratar estos billetes puede considerarse una buena opción. Y es que suelen incluir ventajas como aparcamiento gratuito, acceso a la sala VIP, almuerzo en el asiento o prensa diaria. Todo ello, hará más agradable el viaje del sufrido directivo y le motivará a permanecer en la compañía. 



tren AVE
Clase club de Renfe
















4. Sorteos de regalos

En Navidad, los departamentos de compras reciben una gran cantidad de regalos de sus proveedores. Un bonito gesto consiste en ponerlos a disposición de sus compañeros y organizar un reparto o sorteo en lugar de quedárselo el propio comprador o el propietario. Su valor económico suele ser bajo pero constituye un bonito aliciente en unas fechas tan familiares como las de fin de año.

5. Regalos por puntos

Las empresas tienen a menudo interés en fomentar algún tipo de política interna como la de Calidad, Seguridad o Higiene. En lugar de simplemente exigirlo o incluso penalizar su incumplimiento una buena idea consiste en diseñar un catálogo de regalos por puntos para los más cumplidores. De este modo, se genera un sano ambiente de competición y los directivos pueden llevarse regalos por el mero hecho de hacer bien su trabajo. 


Que un ejecutivo permanezca en la compañía depende de su percepción global de lo que la compañía le aporta. A menudo, pequeños detalles que involucran aspectos familiares o emocionales actúan como catapultas que incrementan su grado de afiliación a la empresa. 


Artículos relacionados

No hay comentarios: