Cómo gestionar Nichos de Mercado


Según la definición clásica, un nicho de mercado es un segmento de consumidores pequeño pero rentable que podría consumir alguno de nuestros productos o servicios. Se suele caracterizar por no haber sido descubierto por la competencia y por lo tanto, permitirnos hacer acciones de marketing con ciertas perspectivas de éxito. Los productos específicos pueden completar nuestra cartera comercial aportándonos márgenes más importantes.


Cómo encontrarlos



No siempre la estrategia de marketing aconseja centrarse en nichos de mercado ya que requieren un mayor esfuerzo de investigación y a menudo, de inversión. Por ello, debemos buscarlos solo cuando:


  • Nuestro producto es muy maduro, conocido y consumido por los compradores

  • Tenemos una cuota de mercado alta y abarcamos los principales segmentos de mercado o en su defecto, son competidores muy asentados los que la tienen

  • La competencia está haciendo estrategias agresivas de precio sobre los segmentos habituales reduciendo por tanto, nuestra rentabilidad en los mismos


Cómo atacarlos


Los nichos son grupos de consumidores que tienen necesidades muy concretas, a menudo, más caras y sofisticadas que el resto de la población: productos dietéticos, sin gluten, para profesiones específicas, para deportes específicos, etc. Por ello, suelen exigir el desarrollo de productos, servicios o procesos nuevos para el mercado, por los que están dispuestos a pagar más.

Ejemplo de producto de nicho

Al requerir grandes gastos de investigación y desarrollo es importante asegurarse de haber detectado bien el nicho y de que va a generar rentabilidad. Para ello habrá que realizar estudios de mercado lo más precisos posible y posteriores tests de producto. Y es que atacar los nichos no está exento de riesgos pues al dirigirse a pequeños grupos, hay que gestionarlos muy bien para generar beneficios. 

No obstante, si se alcanza el éxito las rentas son altas y habremos conseguido dos importantes ventajas con respecto a la competencia: 

  • en primer lugar, al ser pequeños pueden haberles pasado desapercibidos o haberlos desechado pudiendo por tanto abarcar el 100% de la demanda

  • los nuevos productos o servicios nos darán una ventaja competitiva duradera hasta que la competencia decida invertir y desarrollar las mismas funcionalidades para sus productos

Así pues, os animo a que estudiéis las opciones que ofrece el mercado y os centréis en grupos de consumidores diferentes y rentables que consigan completar vuestra cartera y mejorar vuestros márgenes.


Artículos relacionados

No hay comentarios: