Imagen de empresa: para qué sirve el Storytelling

Storytelling

Muchas veces construir la imagen de empresa se revela como una misión imposible. Los valores que se reflejan en la Misión y Visión pueden ser una pista pero luego, marketing construye sus propias imágenes y comercial transmite a los clientes otro discurso. Entonces, ¿cómo se puede crear una imagen clara y única para la empresa? La respuesta está en el storytelling.


Qué es el storytelling

Como su propio nombre indica, el storytelling es la historia que queremos transmitir a nuestros clientes y colaboradores y a la sociedad en general. Y es que la imagen de empresa se transmite a los demás a través de conceptos claros y sencillos. Y si no los construimos nosotros, algún otro los construirá.

Pero cómo crearlo. De entre los valores sobre los que se cimenta la empresa debemos escoger los que mejor definan su razón de ser, bien por su evolución histórica, bien por la filosofía que impulsa nuestras acciones. Para ello, hay que celebrar reuniones a alto nivel en que se respondan preguntas como:


  • en qué queremos diferenciarnos de los competidores

  • qué comportamiento queremos mostrar ante clientes, proveedores y colaboradores

  • cómo queremos aparecer ante el público y la sociedad

  • qué beneficios reales aportan nuestros productos y servicios

  • cuáles son nuestros principales éxitos e hitos a lo largo de la historia

Tras un brainstorming, hay que escoger los conceptos que mejor definan nuestra empresa, siempre que reúnan las siguientes características: positividad, claridad y singularidad en el mercado. En total, se deben identificar tres grandes conceptos que cuenten la verdadera historia sobre nosotros. 

En dónde aplicarlo

Por resumir brevemente, el storytelling que hayamos acordado para la compañía tiene que impregnar todas las acciones de comunicación de la misma. Se debe transmitir por tanto, a todos los departamentos que ejercen labores relacionales para hablar con la misma voz: Recursos Humanos, Marketing, Ventas y, sobre todo, el Departamento de Comunicación.

El storytelling debe reflejarse en grandes frases y slogans pero también en los colores, tipografías e imágenes que acompañen nuestras comunicaciones. Entre los soportes en los que tenemos que transmitirla se incluyen la página web, redes sociales, notas de prensa, publicidad, patrocinio, presentaciones, etc.  Pero el storytelling también tiene que impregnar los canales internos de la compañía como boletines de personal, comunicados internos, tablones de anuncios o convenciones de ventas entre otras. 

El tener tres posibles argumentos le da flexibilidad para utilizar uno u otro en función del soporte y momento y no hace falta mostrarlo literalmente sino que puede simplemente, impregnar el estilo de la comunicación.

Construir la historia que identifica a la empresa, permite transmitir una imagen unificada y potente ante clientes, colaboradores y sociedad que ayude a consolidar las ventas y a fijar su papel en el mercado.


También te puede interesar




Imagen|Riza Nougada


No hay comentarios: