4 Formas infalibles de Motivar a tus Colaboradores




Se llama motivación al estado interior que nos impulsa a realizar una actividad con entusiasmo. Los colaboradores motivados se sienten integrados y acogen las tareas de la empresa con mayor ilusión realizándolas más rápido y mejor.


Aquí vienen algunos consejos para motivar a nuestros subordinados y colaboradores:


1. Hacerles sentir parte de la empresa


Hacer sentir a los colaboradores como parte de la empresa es un excelente factor motivacional. Para ello, es fundamental transmitirles información sobre su historia, objetivos y situación actual, comunicándoles cifras de ventas, inversiones, datos de resultados, etc.  En ese sentido, es importante incluirlos en las comunicaciones internas a través de boletines de empresa, comunicados internos, reuniones de departamento, etc. 


2. Transmitirles la utilidad de su trabajo


Siempre hay que hacer saber a los colaboradores la razón por la cual realizan sus tareas vinculándolas con el beneficio aportado al consumidor y con la misión de la empresa para la que trabajan. De esta manera, conseguiremos hacerles conscientes de su verdadero objetivo y utilidad haciendo de este modo que den un sentido de finalidad a sus actuaciones vinculándoles mucho más con la compañía. 


3. Involucrarles en eventos informales


Transmitir información profesional a los colaboradores no es suficiente vincularlos a la empresa. Siempre hay que provocar  pequeños eventos en el departamento que sirvan para estrechar lazos y hacer equipo. Tal puede ser el caso de cenas de empresa, celebraciones de cumpleaños o simplemente, el café de media mañana que puede convertirse en un gran momento de intercambio y relacional.


4. Dar un trato personal


Además de lo anterior, es fundamental que el superior actúe como un auténtico líder dando un buen trato a los subordinados no solo en el terreno profesional sino, sobre todo, en el personal de modo que se sientan apreciados y seguros. En ese sentido, debe:

  • realizar una verdadera labor de coaching mostrando cómo realizar las tareas y quedando a su disposición para resolver dudas y cuestiones

  • delegar y trasladar responsabilidades en tareas que sean capaces de asumir y ejecutar

  • elogiar y agradecer el trabajo realizado y realizar críticas constructivas solo cuando haya aspectos concretos a mejorar

  • estar abierto a escuchar sus problemas e inquietudes personales y ofrecerse a ayudarles, mostrando una actitud abierta y comprensiva

  • ser justo y equilibrado a la hora de tomar decisiones o resolver conflictos entre compañeros


Siguiendo estas sencillas directrices, conseguiremos colaboradores verdaderamente implicados, que acojan el trabajo con entusiasmo, estén dispuestos a trabajar más, ayuden a sus compañeros formando un verdadero equipo y se sientan vinculados y parte integrante de la compañía.



También te puede interesar

Cómo sacar el máximo partido de tus colaboradores
Las funciones del nuevo jefe: demostrar, delegar y reconocer
Cómo motivar a tus empleados incluyéndolos en tu publicidad
Los principales errores que debes evitar en tu Curriculum




No hay comentarios: