Los departamentos de Recursos Humanos no funcionan ¿Por qué?

recursos humanos

En muchas compañías, existe el departamento de Recursos Humanos (antes denominado, de Personal) destinado a gestionar los empleados de la empresa. Sin embargo, a menudo se dedica a tareas mecánicas que no aportan valor a la compañía en lugar de maximizar el gran potencial que encierran las personas pertenecientes a una organización.

Actividades que realiza Recursos Humanos

La mayoría de departamentos de Recursos Humanos se dedican a actividades administrativas que aportan muy poco valor añadido, como:


  • Calcular las nóminas de los empleados y finiquitos, así como gestionar las altas y las bajas 


  • Redactar y mantener al día las descripciones de puestos de trabajo



  • Mantener actualizados los organigramas de los diferentes departamentos de la compañía


  • Negociar el despido de los empleados


  • En ocasiones, incluso se encargan de gestionar el portal corporativo o el departamento de comunicación que en teoría no tienen nada que ver con sus cometidos.
En realidad, muchas de estas tareas pueden ser subcontratadas a empresas externas ya que no aportan gran valor a la compañía.

Actividades que debería realizar

Un departamento de Recursos Humanos debería desarrollar las actividades necesarias para crear la mejor plantilla posible y mantenerla incentivada e integrada para que aporte lo mejor de sí misma.


  • Contratar personal, escogiendo a los mejores candidatos posibles con habilidad y sicología, y atrayéndolos a la empresa mediante una buena argumentación de sus ventajas y oportunidades


  • Diseñar planes de carrera, sobre todo, para empleados con formación media o alta y para los nuevos incorporados. Los planes pueden consistir en ascensos dentro del organigrama pero también en programas de rotación o movilidad que aporten nuevos alicientes a los colaboradores y supongan una evolución dentro de la compañía


  • Diseñar planes de formación para toda la plantilla. Los cursos pueden ser de dos tipos: 
    • de mera actualización de conocimientos para mantenerse al día en su puesto actual. Así ocurre con los cursos de informática o de nueva equipamiento productivo.
    • de adquisición de nuevas habilidades para evolucionar en la empresa, que pueden ser mecánicas o directivas.


  • Realizar periódicamente encuestas de ambiente laboral. Las encuestas sirven para pulsar el grado de satisfacción de los empleados e identificar posibles problemas que puedan impulsarles a abandonar la empresa. Para que sean efectivas, deben ser totalmente anónimas y realizadas por personal neutral

  • Realizar o supervisar la realización de entrevistas de salida para aquellos empleados que abandonan la empresa y realizar informes con propuestas de mejora para evitarlo en la medida de lo posible

  • Promover el establecimiento de objetivos motivadores para empleados de todos los niveles jerárquicos. Muy a menudo, los objetivos anuales son complejos o inalcanzables lo que no solo desmotiva a los colaboradores sino que les provoca hastío y frustración

  • Promover incentivos o eventos motivacionales dentro de la compañía como concursos internos, cenas de empresa, dinamización del centro de trabajo, etc.  

El departamento de Recursos Humanos es uno de los más importantes de la empresa al gestionar el recurso más valioso y de mayor proyección de la misma como son las personas. Orientarlo y potenciar sus verdaderos cometidos es pues un modo excelente de aportar valor e inteligencia a la organización.


Artículos relacionados





No hay comentarios: