Cómo hacer una excelente Presentación Corporativa



Una presentación corporativa es la primera tarjeta de presentación de una empresa ante nuevos clientes y compradores por lo que es necesario poner la máxima atención a la hora de planificar su elaboración. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el principal objetivo de una presentación es dar confianza al interlocutor para que comience a trabajar con nuestra compañía. Por ello, la idea que debería primar en su confección es la de presentar sus rasgos más destacados y sobre todo, sus principales ventajas con respecto a las empresas de la competencia.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las personas están abrumadas por la cantidad de información disponible en la red y que solo algunos aspectos de la empresa pueden interesarles, es importante que la presentación sea breve y concreta incidiendo en los aspectos de la compañía que más pueden atraer al interlocutor. Finalmente, la presentación debe proyectar una idea de empresa positiva, amigable, comprometida con la sociedad y con sólidos y asentados valores.

Diseño de la presentación


El soporte


Para diseñar una buena presentación corporativa no es necesario darle demasiadas vueltas al soporte ya que un sencillo programa Power Point bastará para arrojar un resultado más que aceptable de cara a nuestros clientes. Power Point es un programa intuitivo, flexible y gratuito que ofrece multitud de opciones de diseño. Sin embargo, ello no quita para que el estilo y el diseño de las diapositivas tenga la máxima calidad y ofrezca la mejor apariencia profesional. Para conseguirlo con todas las garantías, tenemos dos opciones:

  • encargar su elaboración a un diseñador freelance o a agencia profesional asegurándonos de este modo que va a tener un formato exclusivo y perfectamente adaptado a nuestra empresa

  • utilizar plantillas extraídas de algunos portales de diseño de internet. Entre ellas, podemos escoger soportes totalmente gratuitos como en el caso de Free Powerpoint Templates, o  de pago como los de las páginas especializadas Canva o Creative Market. Ten en cuenta que aunque tengas que invertir un poco de dinero su precio es realmente barato para la imagen de profesionalidad que vas a proyectar con tu presentación. A la hora de escoger un modelo, tendrás que seleccionar los que mejor se adaptan a tu imagen de empresa y se aproximan a tus colores corporativos, si bien por lo general, las plantillas son totalmente personalizables

El estilo


Para que tu presentación sea realmente interesante para tus interlocutores y consigas que sigan con atención tu exposición, tienes que tener en cuenta algunos consejos:


  • minimizar la cantidad de texto presente en las diapositivas y dar el máximo protagonismo a las imágenes. Las fotografías, esquemas y diagramas son lo primero que atrae la atención del espectador por lo que en este caso, podemos afirmar que menos es más en cuanto a palabras y frases se refiere

  • utilizar diferentes tamaños de letra en función de la relevancia del mensaje. Al igual que ocurre con los carteles, la información que transmitas tiene que estar jerarquizada destacando aquella que quieras destacar. Por ello, en una misma diapositiva se pueden combinar diferentes tipos de letra con el fin de dar protagonismo a los inputs que consideramos más importantes

  • emplear siempre imágenes de alta calidad. Como hemos dicho, las fotografías constituyen una parte esencial de la presentación por lo que tienen que ofrecer una imagen de máxima profesionalidad. Para conseguir buenas imágenes puedes contratar a un fotógrafo profesional (lo que será necesario si quieres mostrar fotos de tus fábricas o instalaciones) o acudir a bases de imágenes disponibles en internet. Como quizás sabes, estas pueden ser gratuitas como es el caso de  Unsplash o Pixabay o de pago, como sucede con los portales Depositphotos o Istockphoto

  • por último, es aconsejable utilizar fondos con colores suaves o en su defecto, no emplear ningún color de fondo para hacer resaltar los mensajes que pretendemos transmitir

Contenido de la presentación


Los principales apartados de que debe constar una presentación corporativa son:

  • una rápida visión sobre la historia de la compañía que se puede acompañar con fotos antiguas o sencillos tiempogramas. La verdad es que esta sección suele interesar poco a los interlocutores por lo que se puede omitir o pasar por encima a la hora de realizar la exposición




  • una declaración inicial sobre la misión o principales objetivos de la compañía. Este punto y el anterior pueden sustituirse por un breve vídeo corporativo que siempre resulta más ameno de ver que las meras declaraciones institucionales emitidas por la compañía

  • un mapa de situación en el que se ubiquen las más importantes fábricas o delegaciones de la empresa para mostrar nuestros puntos de atención o suministro así como el alcance de nuestra cobertura geográfica

  • algunas cifras clave como facturación, número de empleados o inversiones realizadas en los últimos años darán idea de nuestra dimensión y apuesta por el crecimiento. En este punto, es más aconsejable destacar tres o cuatro cifras a gran tamaño que insertar un largo y denso texto explicativo que puede resultar difícil de retener y aburrido para los oyentes. Al montar esta página piensa en el diseño de una infografía que da prioridad absoluta a los gráficos y a las cifras clave frente a la explicación de las mismas.

  • las gamas de producto más importantes que fabrica y comercializa la compañía acompañándolas siempre de fotografías de alta calidad





  • las líneas o capacidades de fabricación más destacables o que aportan mayor valor añadido al mercado sin pararse demasiado tiempo en explicarlas pues en muchos casos, no coinciden con el interés concreto de nuestro interlocutor


  • los productos innovadores y de mayor éxito lanzados en los últimos meses son los que pueden concentrar la atención del cliente por lo que deben tener una sección destacada. En ella, se pueden insertar vídeos, anuncios o cualquier otro elemento promocional que consiga resaltar sus ventajas ante nuestros oyentes. Este apartado se puede ir cambiando y actualizando conforme se vayan realizando nuevos lanzamientos

  • casos de éxito. Los proyectos desarrollados con clientes de prestigio resultan del máximo interés ya que constituyen una excelente referencia de la calidad de nuestro producto o servicio ante el resto de compradores. En este punto, es conveniente incluir su testimonio ya sea en formato audiovisual o como mera cita, así como los principales beneficios que le ha aportado el proyecto

  • premios y reconocimientos. Los galardones oficiales atesorados por la compañía o reconocimientos obtenidos por parte de clientes o instituciones tienen que tener su sección específica ya que otorgan notoriedad y prestigio a la compañía y demuestran su excelencia a la hora de desarrollar productos o servicios

  • certificaciones. Por último, es interesante incluir en nuestras presentaciones una diapositiva en la que se muestren los certificados de calidad o medioambientales obtenidos por la empresa. En este punto, las normas ISO son valores seguros que casi todo el mundo posee pero también se pueden incluir otras más modernas o más exclusivas.

Algunos consejos finales


A la hora de exponer una presentación corporativa, al igual que cuando vas a impartir una conferencia, es importante que recuerdes que el protagonista eres tú y que la presentación constituye un mero apoyo a tu intervención. Por ello, tendrías que ser capaz de explicarla sin mirar a la pantalla o incluso, sin contar con su soporte en el caso de que por alguna razón fallara la proyección. Por ello, no tiene ningún sentido leer lo que aparece en la pantalla consintiendo tu labor más bien en comentar de forma amena la información que consideres de interés. 

También es importante tener en cuenta que la presentación corporativa debe mostrarse solo en aquellos casos en que resulte oportuno. Estos se suelen limitar al momento en que te presentes ante un cliente nuevo  pero aun así, solo en el caso de que éste lo pida o de que pueda estar interesado en ella. Otro punto a recordar es que por lo general, no conviene proyectarla en su totalidad sino adaptar su emisión a las necesidades de cada interlocutor centrándose en aquellas secciones que más le puedan interesar y pasando por alto la información más común y conocida. 

En conclusión, la presentación corporativa es un importante documento que sirve para introducir la compañía ante un nuevo interlocutor por lo que debe mostrar la mejor imagen ante éste, motivándole a interesarse por la misma y a comenzar una relación comercial. 



También te puede interesar

Documentación comercial: ¿qué debe llevar el Vendedor?

1 comentario:

omar dijo...

Para que tu presentación sea realmente interesante para tus interlocutores y consigas que sigan con atención tu exposición, tienes que tener en cuenta algunos consejos: Spanotes.org/biografia-de-san-luis-gonzaga/