Claves Definitivas para diseñar Flyers Vendedores

Escolares ojeando flyers


El flyer es una herramienta de marketing que se usa para promocionar eventos, nuevas aperturas o productos de temporada, entre otros. Consiste en una simple hoja de papel impresa por las dos caras y generalmente, se entrega en la calle o se coloca en expositores a disposición de los consumidores. 

Su misión es informar de forma concisa y provocar una acción rápida y efectiva por parte del comprador. El principal objetivo de un responsable de marketing es que sea leído y comprendido y que no acabe en la papelera a la primera de cambio. Para conseguirlo su diseño debe ceñirse a algunas reglas concretas. Veamos cuáles.  



Cómo diseñar un flyer




  • Lo primero que tiene que conseguir el flyer es atraer la atención del consumidor. Para ello, es imprescindible que incluya un título grande en la cara frontal que no deje lugar a dudas sobre su propuesta. Es recomendable imprimirlo en la parte superior para que se lea también con claridad dentro de un expositor. 


  • Bajo el título, hay que incluir una imagen clara y atractiva, que se relacione directamente con el producto o evento. La fotografía es una llamada clara a la compra y como en todo soporte publicitario debe mostrar el resultado positivo del producto y ser lo más llamativa y cautivadora posible.

Atractivo flyer de cosmética

  • Los colores también constituyen un elemento clave dentro del flyer. Y es que las tonalidades seleccionadas tienen que relacionarse claramente con la naturaleza del producto y su público objetivo. Es recomendable emplear una paleta reducida de colores y utilizar degradados y discretos separadores para que el mensaje forme un conjunto homogéneo.

Atractivo flyer de festival


  • Para garantizarse el éxito es importante incluir una oferta que el cliente no pueda rechazar. Aquí tienen cabida descuentos, promociones, bonos, regalos, etc. El usuario debe sentirse atraído de inmediato por ella por lo que la propuesta tiene que mostrarse de manera evidente y clara. 

  • En la cara interior hay que redoblar los esfuerzos para que el consumidor realice la actividad requerida: comprar un producto, asistir a una feria, etc. Para ello, es necesario informar brevemente sobre lo que se desea. Pero cuidado: los flyer no son documentos para entrar en detalle dado que la gente no suele leerlos. Así que conviene simplemente destacar dos o tres ventajas principales y dar una prioridad absoluta a la imagen. 

Ejemplo de flyer de mercadillo
Ejemplo de flyer con excesiva información

  • No nos olvidemos nunca del Call to Action o Llamada a la acción. Aunque parezca obvio, al consumidor hay que indicarle lo que queremos que haga y expresarlo con frases cortas e imperativas: compre, llame, visite, no se lo pierda, ...

  • Por último, es importante incluir información básica sobre cómo, cuándo y dónde debe realizar la acción el consumidor. Así, hay que detallar las fechas de la promoción, la dirección de la tienda, el teléfono de contacto y cualquier otro dato que pueda ser de utilidad al usuario para realizar la acción. 

Ejemplo de flyer


El flyer es una herramienta promocional que busca una respuesta rápida por parte del cliente por lo que el atractivo de su imagen y la sencillez y claridad de los mensajes resultarán claves para conseguir el éxito. 



También te puede interesar

Cómo diseñar folletos vendedores
5 formas tradicionales (pero efectivas) de conectar con el cliente
e-mailing: la forma más barata de promocionar
4 razones por las que NO hacer promociones

No hay comentarios: