¿Por qué triunfan tiendas como Tiger o Ale-Hop?


En los últimos años estamos asistiendo a un importante cambio en los hábitos de consumo de la población que se traducen en la diferente tipología y disposición de muchos establecimientos comerciales. Un fenómeno que nos puede parece sorprendente es el triunfo de propuestas en las que se venden productos de escritorio, gadgets, prendas y complementos de cuidado diseño a precios relativamente bajos. Dos de los representantes más destacados de esta nueva tendencia son las cadenas de tiendas Tiger y Ale-Hop que han sembrado de establecimientos las principales ciudades de Occidente. 


Características principales


Tiger y Ale-Hop se caracterizan por ofrecer al visitante multitud de productos de pequeño tamaño que invitan a la compra gracias a su cuidado diseño y a su atractiva propuesta. El concepto ha tenido tanta aceptación que en la actualidad podemos encontrarlo no solo en las zonas más comerciales de las ciudades sino también en grandes aeropuertos o en estaciones de tren, entre otros. Pero, ¿cuál es la recetas del rutilante éxito de estas enseñas? Veamos sus características destacadas:

Exposición del producto en masa


Uno de las técnica de éxitos practicadas por estas enseñas comerciales consiste en realizar siempre la exposición de sus productos en masa. La presentación en masa es una conocida técnica de Marketing que busca provocar en el consumidor una compra irreflexiva y por impulso. La razón es que ofrece una imagen de abundancia por la que el comprador no encuentra reparo en quedarse cualquiera de los productos que encuentra en la exposición. Es por ello que la presentación en masa se utiliza para potenciar la venta de  artículos que se encuentran en oferta o incluso, de las gangas generalmente presentadas en cubetas. 

Es de señalar no obstante, que este tipo de disposición tiene más éxito entre los productos de bajo precio por lo que en este tipo de tiendas se convierte en un formato ideal.

Colores suaves


El color de la mercancía expuesta es el primer reclamo para un cliente que entra en un establecimiento. Por ello, en Tiger y Ale-Hop los productos se diseñan con cuidados tonos tipo pastel que destacan a primera vista en sus exposiciones en gran volumen. Los colores pastel se caracterizan por por su baja saturación y sicológicamente se relacionan con lo delicado, lo pacífico y las experiencias de relajación. 

Así pues, en una sociedad tan estresada como la nuestra entrar en un local en el que predominan los colores suaves suponen un perfecto contrapunto a sus prisas y exigencias y nos remiten a un estado de calma plácida y de disfrute de las cosas pequeñas. 


Productos positivos


Otra de las características que definen a tiendas como Tiger o Ale-Hop es la oferta de productos que se pueden relacionar fácilmente con momentos felices. De esta manera quien recorre sus pasillos consigue generar altas dosis de dopamina simplemente por el hecho de evocar esos instantes que consideramos especiales. Así, en estos establecimientos es muy común que encontremos alguna de las siguientes secciones: 

  • velas que fácilmente nos traen a la mente escenas de cenas románticas o de las más emotivas celebraciones

  • los globos de aniversario, las máscaras, el confeti y las diademas decoradas tan características de momentos festivos también constituyen artículos clásicos en las tiendas de gadgets

  • las coloridas bolsas, cajitas, papeles y cintas de regalo consiguen evocar el momento de alegría compartida que se produce cuando tenemos un detalle con alguien a quien apreciamos 

  • otro clásico de este tipo de tiendas son las grandes y mullidas pantuflas, los gruesos cojines con mensajes o incluso, las bolsas de agua que evocan el ambiente cálido y acogedor del hogar que tan buenos momentos nos hace pasar



Artículos con mensaje


Otro de los factores diferenciadores de este tipo de establecimientos es el cuidado diseño de sus productos que muy a menudo incluyen frases motivadoras o simpáticos dibujos lo que supone un guiño para el consumidor. Las libretas, tazas, mochilas o lapiceros con mensajes grabados en ellos constituyen una de las notas más reconocibles y características de este tipo de tiendas. 

Lo interesante es que casi todas las leyendas transmiten sentimientos de amor, felicidad o automotivación lo que supone un poderoso aliciente para su adquisición. Y es que en una sociedad de masas en la que todos recibimos la misma información y actuamos de forma parecida, estas frases suponen una buena forma de reconectar con con uno mismo y con nuestros sentimientos. Así, el consumidor puede comprarlos para tenerlos siempre a mano y transmitirse un buen chute de optimismo o bien de regalarlo a alguno de sus seres queridos expresándole así su cariño y sus buenos deseos. 


Productos inútiles


En la actualidad, la sociedad ha llegado a un punto de saturación en lo relativo a los artículos de que disponemos y que podemos adquirir a un precio razonable. Hoy en día, la mayoría de las prendas de vestir tienen un precio asequible para la mayoría de la población. Lo mismo se puede decir de la bisutería, los bolsos y de cualquier otro tipo de complemento. Los electrodomésticos antaño tan caros han reducido sensiblemente su precio e incluso, las gafas graduadas se pueden adquirir ahora por tan solo unos pocos euros. 

Por todo ello, es normal que los productos de diseño que no tienen una verdadera utilidad práctica estén gozando de un repentino éxito. Así, en estas tiendas encontramos gran cantidad de artículos que podríamos calificar de capricho pues aunque tienen una supuesta función lo normal es que luego pasen a almacenarse en una estantería o a guardarse en un cajón. Tal es el caso de libretas, huchas, llaveros, cubretazas, collarines, marcos, cajitas y un sinfín de pequeños y atractivos productos.


Precios baratos


Por último, como ya hemos comentado, si algo caracteriza a esta tipología de cadenas son los bajos precios de sus productos. Y es que el concepto capricho casa perfectamente con precios que se sitúan por debajo de los cinco euros ya que se pueden abonar con apenas unas monedas. Por otra parte, en el caso de tener que hacer un regalo no sobrepasar el límite sicológico de los diez euros invita a realizar una rápida compra sabiendo además que gracias a su originalidad y diseño tendrá una gran aceptación. Finalmente, existen algunos artículos como las prendas de vestir, que marcan precios más elevados pero siempre muy inferiores a los que se pueden encontrar en el mercado, lo que garantiza su éxito entre los compradores. 


Si ponemos en común todas las características positivas enunciadas anteriormente entenderemos por qué resulta tan difícil entrar en una tienda como Tiger y Ale-Hop y salir sin no comprar nada. Y es que está claro que los promotores de estas cadenas han dado en el clavo sobre el tipo de producto, el formato y el precio que consiguen una alta aceptación por parte de los compradores en la sociedad actual. 


También te pueden interesar


No hay comentarios: