Ventajas de escribir un Libro Blanco




Dentro de la estrategia de comunicación  de la empresa podemos decidir crear una comunidad de seguidores fieles a través de la publicación de contenidos de calidad. Esta técnica recibe el nombre de content marketing y consiste en publicar información de interés para nuestro público aprovechando el conocimiento que la empresa tiene de su sector o de la actividad que desarrolla. 


Los libros blancos encajan perfectamente en esta filosofía al tratarse de documentos que tratan un asunto en profundidad aportando valor a nuestra audiencia. De este modo, consiguen situar a la empresa como especialista en una materia determinada. En definitiva, se trata de un libro corto, monográfico y profesional que aporta luz sobre un asunto de interés para nuestro público.


Es importante indicar que el objetivo de un libro blanco no es promocionar o vender los productos comercializados por la compañía.  Más bien al contrario, su temática tiene que ser de interés general de modo que el lector sienta que se orienta a proporcionarle un beneficio claro y concreto.  


Cómo seleccionar la temática de un Libro Blanco


A la hora de redactar un libro blanco la primera cosa que debemos definir es el asunto sobre el que tratará.  En este sentido, hay que centrarse en aquellos conocimientos que atesora la compañía y que pueden resolver un punto de dolor en el comprador. Para ello, lo primero que hay que preguntarse qué problema tiene mi cliente y cómo puedo ayudarle a resolverlo. En su defecto, también podemos pensar en aquellos contenidos que puedan ayudarle a crecer en al ámbito personal o profesional. 


Por ejemplo, si nuestra empresa pertenece a la industria farmacéutica podemos escribir un libro blanco sobre medicina preventiva para evitar a una determinada enfermedad, cuidados higiénicos en el hogar o cualquier otra materia relacionada con la salud y el bienestar. El objetivo que subyace a la redacción de un libro blanco es el de presentarse ante la sociedad como experto en una  determinada materia y a su vez aportar de forma altruista un granito de arena al al progreso de un grupo de consumidores o del conjunto de la sociedad.



Cómo elaborar un Libro Blanco


Uno de los puntos que más nos puede inquietar a la hora de embarcarnos en esta tarea es cómo se elabora un libro blanco. Veamos los aspectos más importantes.



1. Cómo desarrollar el contenido de un libro blanco


Los libros blancos son documentos que se pueden elaborar contando con los recursos internos de la compañía pero que también se pueden subcontratar a personas especialistas en la materia a cambio de una tarifa. Con este segundo procedimiento se pierde parte del control de su elaboración pero a cambio se libera a los miembros de la empresa de una  labor que no se sitúa dentro dentro de su core business.


En cualquiera de los casos hay una labor que siempre se debe confiar a los recursos internos y es la de definir la estructura del documento así como los capítulos más importantes. Así, conviene nombrar un comité en el que intervengan los departamentos que tienen algo que aportar al documento: investigación, producción, ventas, marketing... Comenzando por los puntos de mayor impacto, la labor de dicho comité será listar y organizar todos aquellos aspectos que puedan resultar de verdadero interés para los lectores 


A la hora de establecer sus contenido idealmente se debería proceder en el siguiente orden:


  • en primer lugar, realizar la definición del asunto que se quiere abordar considerando su situación actual, tendencias y principales implicaciones, todo ello tratado desde la perspectiva de un especialista en la materia


  • seguidamente describir los problemas que se pueden suscitar en relación a dicha materia, lo que debería coincidir con al menos, uno de los puntos de dolor del consumidor


  • a continuación explicar las posibles soluciones que se encuentran a disposición de la audiencia adoptando el punto de vista de un experto


  • finalmente, seleccionar aquéllas que se consideran más adecuadas para el consumidor o para la sociedad


Es importante tener en cuenta que toda la redacción del documento tiene que estar en línea con la Misión y Valores de la empresa así como con la personalidad y el territorio definido para nuestra marca. De este modo, obtendremos una coherencia absoluta con nuestra imagen de marca así como con nuestra política de comunicación.



2. Cómo diseñar un libro blanco


Además de un contenido único y apasionante un aspecto que siempre hay que tener en cuenta a la hora de elaborar un libro blanco es su apariencia. Para que el libro alcance la máxima aceptación es necesario que disponga de una estructura clara y que esté bien distribuida por capítulos. En este sentido cada sección tiene que tener su propia página inicial así como una breve introducción al asunto. En los libros blancos no hay que escatimar páginas debiendo dar siempre prioridad a la facilidad de lectura y a la comprensión por parte del lector.


Además, es imprescindible disponer en él una buena armonía de tipografías, imágenes de la máxima calidad, gráficos claros y esquemáticos y en general, un elaborado diseño de edición. Para conseguirlo, una vez redactado el texto es necesario editarlo con programas profesionales como InDesign para conferirle una apariencia de máxima profesionalidad. Para realizar la maquetación final se pueden adoptar alguna de las siguientes soluciones:


  • acudir a una agencia o diseñador profesional para que coloque el texto y los elementos gráficos de manera armoniosa y estética. Para ello, será necesario transmitirle nuestros colores corporativos, las fuentes que encajan con nuestra imagen así como enviarle u orientarle sobre las imágenes a incluir. Una buena coordinación con el diseñador es clave para que el resultado final del trabajo alcance nuestras expectativas y se coordine a la perfección con nuestra imagen

  • otra opción consiste en elaborar el documento por nuestros propios medios. Para ello, se puede acudir a aplicaciones que cuentan con plantillas prediseñadas a las que podemos adaptar nuestro contenido. Uno de los portales más completos es Lucidpress ya que en él podemos realizar el trabajo de forma colaborativa con otros miembros de la empresa. Además permite bloquear determinados elementos corporativos como colores, logotipos o fuentes para que todos adopten el mismo diseño. Otros portales en los que podemos trabajar con plantillas para conferir el aspecto más profesional al documento son Visme o Venngage.



3. Cómo distribuir un libro blanco


No descubrimos nada al decir que el éxito de un documento profesional consiste en que llegue al mayor número de clientes activos o potenciales para dar a conocer nuestra marca y potenciar el prestigio de la compañía.  Por ello, una vez redactado el libro blanco es necesario que  el departamento de Marketing lo dé a conocer por todos los canales que se encuentran a su disposición. Entre ellos cabe destacar:


  • la página web corporativa en cuya home se puede insertar un gran banner y una llamada al acción para facilitar al visitante su descarga

  • las redes sociales en las que se encuentre nuestro público objetivo. En ellas se pueden poner varios posts incidiendo en el contenido más relevante del libro e insertando un link para que los internautas lo puedan descargar desde una landing page

  • el libro también puede ser objeto de uno o varios posts en nuestro blog corporativo abordando aspectos que pueden ser de especial interés para nuestra audiencia e insertando un Call To Action para que el internauta lo descargue

  • además, es interesante enviar el documento a instituciones relacionadas con la empresa (como asociaciones sectoriales), líderes de opinión, periodistas, influencers, etc. de modo que le puedan dar la máxima difusión. 

  • por último, para darle aún más relevancia al lanzamiento no está de más organizar un pequeño evento al que asistan clientes o especialistas en la materia. Este puede consistir en una simple rueda de prensa pero también en una conferencia, un desayuno de trabajo, etc. 


En definitiva, el lanzamiento del libro blanco tiene que considerarse un gran acontecimiento de Marketing al que se le dé la máxima relevancia procurando una difusión rápida para que alcance al mayor número de personas y neutralice cualquier posible contestación por parte de nuestra competencia.



Conclusión


Como vemos, redactar un libro blanco especializado en una materia profesional está lleno de ventajas por lo que cualquier empresa se lo podría plantear para mejorar su imagen, presentarse como un especialista en su sector e incrementar el número de seguidores adeptos a su marca.



También te puede interesar


Ventajas de publicar una Newsletter de Innovación

8 claves para diseñar Carteles Impactantes

Qué es el Posicionamiento de Marketing

Cómo diseñar folletos vendedores



No hay comentarios: