Qué es el street sampling y cómo organizarlo

 

La entrega de muestras o sampling ha constituido desde hace décadas una efectiva técnica de promoción del producto. Básicamente, consiste en dar a probar una novedad  o un producto que se está a punto de lanzar para que el público la conozca provocando de este modo su compra. Los canales que las empresas usan para entregar muestras son variados siendo los más populares los siguientes. 


  • Envío por correo. Una forma efectiva de dar a conocer novedades es hacerlas llegar por correo a sus potenciales clientes. Por ello, existen empresas como birchbox que están especializadas en enviar packs de muestras a sus suscriptores para que sean los primeros en conocer los nuevos lanzamientos. Así, el cliente recibe periódicamente un paquete en el que puede encontrar una atractiva variedad de productos.

  • Entregas en el punto de venta. Un tipo de sampling habitual se produce cuando los promotores de una marca determinada ofrecen pequeñas cantidades del producto en el establecimiento en el que se vende. De este modo, si al cliente le gusta se puede provocar una venta inmediata ya que el producto está disponible a pocos metros del lugar de prueba

  • Entrega como regalo junto a un producto. Una forma de incentivar el consumo entre los propios clientes y aumentar su fidelidad consiste en entregar la muestra de una novedad junto con el artículo que ya consumen. Esta técnica se puede realizar en gran número de categorías incluyendo droguería, perfumería, alimentación seca, bebidas, etc. El sampling en el producto constituye una forma rápida de dar a conocer un nuevo artículo que de otra forma tardaría meses en consumirse

  • Inclusión en publicaciones. Las muestras de algunos productos como cremas, perfumes, protectores solares, etc. pueden introducirse entre las páginas de las publicaciones impactando de este modo a sus lectores. De este modo, se pueden acompañar una publicidad o información sobre el producto impresa en la revista incrementando las opciones de que el usuario lo pruebe y acabe comprándolo.

  • Distribución en eventos relacionados con el producto. Los conciertos, desfiles o eventos deportivos también ofrecen una excelente ocasión para dar a conocer nuestros productos. Eso sí, para conseguir el mayor éxito tienen que tener relación con el acto que se está celebrando y ser atractivos al público que asiste el mismo. Si se da esta combinación el impacto puede ser alto al abarcar gran número de clientes potenciales en poco espacio de tiempo. La acción se puede realizar en el hall de acceso o en los pasillos y aprovechar la entrada de público o los momentos de descanso para realizar la distribución. 

  • Street sampling. Otra forma de distribuir muestras de producto se realiza en la propia calle entregando la muestra a los propios viandantes. Veamos a continuación cuáles son sus ventajas y cómo organizarlo.


¿Qué es el street sampling?


El street sampling es la técnica promocional por la que se entregan muestras de producto en plena vía pública a los peatones. De este modo se juega con el factor sorpresa ya que el ciudadano recibe un regalo que inesperado pudiendo conocer de este modo una nueva variedad o un producto que no conocía. 

El muestreo en la calle o street sampling es una técnica habitual de marketing que podemos contemplar a menudo. Su mayor éxito se produce cuando la muestra se entrega en la puerta del establecimiento en el que se vende el producto provocando que el paseante se plantee entrar en el mismo. El empleo de este tipo de promoción es efectiva cuando la tienda se acaba de instalar y por lo tanto es poco conocida pero también cuando recibe poco tráfico y se quieren aumentar las ventas. 

Muchos son los establecimientos que se pueden favorecer de la entrega de muestras siendo los más populares las perfumerías, panaderías o pastelerías, tiendas de zumos, heladerías, etc. 


Ventajas del street sampling


Muchas son las ventajas que se pueden apreciar en la entrega de muestras en la calle. 

  • En primer lugar, se puede acceder a un mayor número de personas que si se hace dentro de un establecimiento, lo que puede abarcar una gran variedad de edades, géneros y preferencias. Gracias a esta técnica se pueden identificar nuevos segmentos para el producto y darlo a conocer a un espectro más amplio de población.

  • Además, su influencia se concentra en la población que pasa por una zona determinada que puede ser la más interesante cuando hablamos de aumentar la afluencia a establecimientos comerciales

  • Su coste es reducido pues se limita al propio del producto que se entrega y al de los promotores que lo están entregando. Así, con muy poca inversión se puede conseguir un impacto que en otros medios digitales u off line sería muy superior

Cómo organizar un street sampling


Realizar una acción de street sampling no es complicado pero requiere cierta planificación y organización para conseguir los mejores resultados. 

  • En primer lugar, es importante escoger bien el artículo que se quiere promocionar. Como regla general tiene que constituir una novedad reciente o en caso de establecimientos, uno de los más exitosos a la venta para que el nuevo público comience a consumirlo. Además tiene que estar disponible para el consumidor de modo que si quiere adquirirlo encuentre existencias suficientes.

  • A continuación, hay que presentarlo en forma de dosis fáciles de coger y consumir por parte de los viandantes. Si es un producto alimenticio se puede entregar en bandejitas o acompañarlo con una servilleta. Si se trata de un artículo cosmético se puede dar en un pequeño blíster o incluso, aplicarlo directamente sobre los viandantes. La presentación tiene que ser lo más estética y atractiva posible, incluyendo el logo de la marca y sus colores corporativos.

  • Otro factor a tener en cuenta es el día y la hora en que se realiza la promoción. Es evidente que cuanta más gente pase frente a los promotores y más receptivos se encuentren mayor será la opción de éxito de la campaña. Por ello, los periodos más recomendables para realizarla suelen ser los fines de semana o última hora entre semana. Sin embargo, esta es una norma genérica pues en algunos casos que pueden interesar públicos como jubilados, estudiantes o amas de casa que tienen sus propios horarios

  • Finalmente, es importante imprimir a la acción un estilo corporativo. Para ello, los promotores tienen que ir vestidos con los uniformes propios de la compañía y si es posible, acompañar a la campaña con mesas o carteles en los que se anuncie

Como vemos, el street sampling es una acción de marketing impactante y divertida que suele generar simpatías y puede provocar una mejora de imagen de marca y un incremento de ventas.


También te puede interesar

No hay comentarios: